Día del Niño: los parques infantiles no deberían ser un campo de batalla

14 Noviembre 2017

Con motivo del día del niño, que se celebra este lunes 20 de noviembre, hemos querido simbolizar el impacto que los conflictos armados tienen sobre la infancia recreando zonas de guerra en varios parques de Madrid, Barcelona y Bilbao.

Campos de minas, restos de explosivos y trincheras junto a columpios y toboganes en los que juegan varios menores reflejan el peligro que viven millones de niños en todo el mundo. Durante 2016 los conflictos armados mataron, mutilaron o forzaron a convertirse en soldados a 15.500 niños. En países como Somalia o Siria, el reclutamiento de niños para combatir en guerras se duplicó con respecto al año anterior, con 1.915 y 851 casos respectivamente. En Afganistán murieron más de 3.500 niños, el número más alto de muertes de menores registradas.

Los conflictos armados no sólo matan o mutilan a los niños, también les dejan secuelas psicológicas para toda la vida. Los niños que viven en zonas de guerra son testigos de todo tipo de atrocidades, pierden a seres queridos, quedan expuestos al hambre y enfermedades, no pueden ir al colegio y en ocasiones son víctimas de abusos sexuales.

España debería exportar solidaridad y esperanza a estos niños, pero la realidad es que exporta armas.

Muchas de las armas que se usan en estas guerras vienen de países como el nuestro. Según datos del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz, España es el tercer mayor exportador de armas a Arabia Saudí. La coalición liderada por este país destina gran parte de su armamento militar al actual conflicto de Yemen, en el que durante los dos últimos años han muerto más de 4.000 niños.

“Yemen no es el único país en guerra al que llegan armas procedentes de España y esto es inadmisible. La prioridad del Gobierno en materia de Defensa debe ser velar por la seguridad de todos los niños que viven en zonas en conflicto y no exportar armas que puedan matarles”

Por eso hemos abierto una petición al Ministro de Exteriores en donde le pedimos, entre otras cosas que:

  • Suspenda de forma inmediata la transferencia de armas a cualquier país que las destine a conflictos armados.
  • Incremente de manera significativa el apoyo financiero de España a la respuesta humanitaria en países en conflicto priorizando las intervenciones en materia de educación y protección a la infancia.
  • Pida a las partes en conflicto de los distintos Estados donde se están produciendo guerras que dejen de atacar escuelas, hospitales y cualquier objetivo donde pueda haber menores y que permitan el acceso de la ayuda humanitaria.

Firma la petición