Facebook
Twitter

Tienes derecho a que te protejan

El Estado está obligado a proteger tus derechos mediante las leyes, las políticas de protección y el sistema de justicia.

Para ello existen instituciones como lo servicios sociales, la policía, juzgados, defensores del pueblo de tu Comunidad Autónoma o del Estado para ayudarte cuando se vulneran tus derechos.

Si has sufrido una vulneración de tus derechos es importante que te hagas oír y reclames toda la ayuda que necesites.

¿Cómo saber si uno de tus derechos está siendo vulnerado?

Cuando se vulneran nuestros derechos podemos sufrir daño físico (incluido el daño sexual), mental y/o espiritual.

Esto ocurre, por ejemplo, cuando alguien te maltrata, te discrimina, quiere abusar de ti, te acosa, o cuando alguna situación impide que accedas a tu derecho a la educación, a la salud o a expresar tu opinión.

¿Qué puedes hacer?

Conocer tus derechos te ayudará a darte cuenta de lo valioso o valiosa que eres y a defenderte ante situaciones injustas para ti y para otros niños y niñas.

También debes contárselo a algún adulto en quien confíes, o acudir a algún profesional (médico, policía, profesor, trabajador social). Tienen la obligación de ayudarte.

Es importante detener la situación cuanto antes porque te está haciendo daño. Están vulnerando tus derechos.

Los gobiernos ponen a disposición de los ciudadanos un sistema judicial y policial que recogerán tu denuncia e investigarán lo ocurrido para reparar los daños que te hayan causado.

Proteger a la infancia es cosa de todos

En España todo profesional que tenga contacto con niños en su trabajo y descubra o sospeche que un niño, niña o adolescente es objeto de violencia tiene la obligación de denunciarlo a las autoridades. Cualquier persona (incluidos los niños) o institución puede denunciar los casos de violencia.