Más de 24 millones de niños y niñas afectados por los conflictos armados necesitan apoyo psicológico

B-roll para medios (vídeos y fotografías de Yemen): https://www.contenthubsavethechildren.org/Package/2O4C2S5HGFES 

Informe completo: https://www.savethechildren.es/sites/default/files/imce/docs/el_camino_hacia_la_recuperacion.pdf

Bilbao, 11 de septiembre del 2019. Save the Children ha presentado hoy en Bilbao el informe El camino hacia la recuperación: respondiendo a la salud mental infantil en contextos de conflicto, coincidiendo con los días previos a la Asamblea General de las Naciones Unidas donde se tratarán cuestiones de suma importancia para la infancia. La organización estima que más de 24 millones de niños y niñas víctimas de las guerras actuales necesitarán apoyo psicológico en el futuro.

Las estadísticas más recientes indican que 420 millones de niños y niñas viven en zonas de conflicto y 142 millones en zonas de alta intensidad, donde en un año se producen más de 1.000 muertes relacionadas con los combates. Además, casi una quinta parte de las personas que viven en zonas de conflicto y que se han desplazado por esa situación necesitarán asistencia psicológica y otro 5% experimentará algún trastorno de salud mental grave.

Los niños y las niñas en situaciones de estrés extremo pueden experimentar diversos problemas psicosociales y de salud mental. También es posible que manifiesten agresión y retraimiento en su comportamiento frente a personas conocidas y familiares.

Fátima, de 12 años, se encontraba en su casa en Hajjah, Yemen, cuando se produjo un bombardeo aéreo en el que murieron sus padres y sus cinco hermanos. Fátima sufrió graves heridas en una pierna y se necesitaron varias operaciones para retirar las esquirlas.

“Quedé inconsciente y enterrada en la arena. Las personas que me rescataron solo pudieron ayudarnos a mí y a mi hermana. Nos llevaron al hospital y eso fue todo. Tenía la pierna tan herida que prácticamente no quedaba piel. Los demás (siete miembros de su familia) fueron enterrados en el pueblo”, señala la joven al equipo de Save the Children.

Fátima vive ahora con su hermana y su tía Arwa, que se muestra preocupada por la salud mental de la niña. Arwa señaló al equipo de la ONG: “Las dos niñas se despiertan por la noche y nos hablan dormidas. Están muy sensibles. Por la noche, se alteran y comienzan a llorar mientras duermen”.

Save the Children apunta a que además de las vivencias inmediatas de niños y niñas, los problemas de salud mental y la angustia pueden tener un impacto duradero en su desarrollo. Cuando un niño o niña se enfrenta a situaciones adversas intensas o prolongadas en el tiempo sin el apoyo adecuado de una persona que les atienda, las consecuencias en el desarrollo cognitivo y en el control emocional pueden ser graves y perdurables, e incluso pueden afectar a su salud física y mental durante toda su vida.

En 2017, alrededor de 173.800 niños y niñas se quedaron solos o fueron separados de sus familiares como consecuencia de los conflictos armados. Los niños y las niñas en situación de conflicto han demostrado tener una gran resiliencia y pueden recuperarse si se les brinda el apoyo adecuado.

La organización denuncia que la asistencia para abordar las necesidades de salud mental infantil en situaciones de conflicto es, a todas luces, insuficiente. En el análisis realizado por Save the Children se detectó que apenas el 0,14 % de toda la ayuda oficial para el desarrollo entre 2015 y 2017 se destinó a la programación sobre asistencia en salud mental infantil. La Asamblea General de las Naciones Unidas y la próxima cumbre de Salud Mental que tendrá lugar en los Países Bajos representan una oportunidad para incrementar la financiación necesaria en este ámbito.

"Los niños que viven en zonas de conflicto ven cómo mueren familiares y amigos y cómo bombardean sus hogares y escuelas. Esta guerra contra la infancia debe parar. Instamos a los Estados reunidos en la Asamblea General de la ONU y a todas las partes implicadas en los conflictos actuales que cumplan las normas internacionales para impedir que se siga poniendo en peligro la vida de niños y niñas. También tienen que comprometerse a incrementar la financiación destinada al apoyo psicológico a estos menores”, señala David del Campo, director de Programas Internacionales de Save the Children.

Para responder a las numerosas necesidades que experimentan niños y niñas en contextos de conflicto, Save the Children también insta a los donantes a comprometerse a brindar fondos para crear una Diplomatura sobre Salud Mental para atender a niños, niñas y adolescentes, destinada a los profesionales que trabajan en situaciones de conflicto.

Asimismo, mediante la campaña global #NoALaGuerraContraLaInfancia, la organización aboga por promover las escuelas como lugares seguros, prohibir el uso de armas explosivas en zonas pobladas, exigir que haya justicia por delitos contra niños y niñas e impulsar nuevas formas de apoyarlos en su recuperación tras los horrores del conflicto. Save the Children hace un llamamiento a países que, como España, ya han firmado la Declaración de Escuelas Seguras a que insten a más Estados a que se sumen a ella.

Petición al Gobierno de España

Save the Children ha hecho llegar el informe El camino hacia la recuperación: respondiendo a la salud mental infantil en contextos de conflicto al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación junto a una serie de peticiones para que España se convierta en referente internacional en la protección de los niños y niñas afectados por conflictos y elabore un plan de acción que ponga fin a la guerra contra la infancia. En particular la ONG solicita que:

  • España mantenga su liderazgo en materia de protección de los centros educativos en conflicto, adoptando medidas para implementar la Declaración sobre Escuelas Seguras y animando a otros Estados miembros de las Naciones Unidas a firmar la Declaración.
  • El Gobierno español suspenda de manera inmediata las transferencias de armas a Arabia Saudí y deniegue la autorización de nuevas transferencias cuando exista el riesgo sustancial de que las armas o equipos militares puedan utilizarse para cometer violaciones graves contra la infancia en Yemen.
  • Exija rendición de cuentas para los responsables de violaciones contra la infancia en conflicto, apoyando los mecanismos internacionales e independientes para la investigación y recolección de evidencias, a través de la asignación de recursos adecuados y garantizando el acceso para desempeñar su labor.

A pesar de tener una legislación restrictiva en materia de trasferencia de material de defensa y de haber firmado el Tratado sobre Comercio de Armas, España continúa vendiendo armas a Arabia Saudí pese al riesgo de ser usadas para atacar a la población civil, incluidos niños y niñas. Por este motivo la organización ha lanzado una petición de firmas para pedir al Gobierno de España que proteja a la infancia atrapada en las guerras actuales y suspenda de manera inmediata todo tipo de transferencia de armas españolas a países en conflicto.

Sobre Save the Children

Save the Children es la organización independiente líder en la defensa de los derechos de la infancia en todo el mundo. Trabaja desde hace 100 años para asegurar que todos los niños y niñas sobreviven, aprenden y están protegidos. Actualmente la organización opera en más de 120 países.

En España trabaja en programas de atención a los niños y niñas más vulnerables, centrados en la infancia en riesgo de pobreza o exclusión social. La organización atiende además a la infancia migrante y está centrada a proteger a los menores frente a la violencia. Save the Children quiere que todos los niños y niñas, independientemente de su condición o país de origen, puedan disfrutar plenamente de sus derechos y alcanzar el máximo de sus capacidades.

Press contact

Contacto de prensa

91 513 05 00 prensa@savethechildren.org

Susana Hidalgo, Responsable de Comunicación 
618 913 946  susana.hidalgo@savethechildren.org

Manuel Sobrino, Comunicación
629 48 23 04  manuel.sobrino@savethechildren.org

Alicia Ibarra, Comunicación
682 90 15 83  alicia.ibarra@savethechildren.org

Beatriz Tejada, Comunicación
660 75 39 82  beatriz.tejada@savethechildren.org