Save the Children suspende su trabajo en los centros de detención de las islas griegas porque van en contra de la legalidad internacional

  • La ONG suspenderá entre otros el servicio de autobuses de traslado a estos centros, pero mantendrá algunas actividades de protección debido al riesgo en que se encuentran los niños dentro

23 de marzo de 2016. Tras la implementación el pasado 20 de marzo del acuerdo entre la UE y Turquía, Save the Children ha suspendido sus actividades de apoyo a servicios básicos en los centros de detención de las islas griegas. La ONG no quiere ser partícipe de un sistema que incluye detenciones ilegales e injustificadas a las que se enfrentan los niños y familias que llegan a Grecia.

Desde el pasado lunes todos los solicitantes de asilo y migrantes que llegan a las islas, independientemente de su estatus, están siendo trasladados a los llamados centros de detención hasta que tiene lugar la entrevista para determinar su “admisibilidad”. “Las solicitudes de asilo, las entrevistas y posteriores evaluaciones podrían durar semanas o incluso meses y el resultado es que los solicitantes están y seguirán estando en una situación de detención ilegal, contraria a las leyes europeas e internacionales sobre derechos humanos”, explica Andrés Conde, Director de Save the Children.

La Comisión Europea ha declarado que los migrantes irregulares permanecerán en centros de recepción cerrados y los solicitantes de asilo en centros abiertos, pero por el momento no es lo que está pasando, según el personal de Save the Children en terreno. “No hay forma posible de que la transformación de los centros de recepción en centros de detención se haga en línea con los requerimientos legales europeos e internacionales, e irá en detrimento de los niños espeialmente”, añade Conde.

Sabemos que entre los detenidos hay niños no acompañados que son especialmente vulnerables ya que necesitan una atención y protección especial y les recordamos a las autoridades que las detenciones de niños son ilegales. Mantener a la familia unida no debe ser excusa para justificar las detenciones de niños, que deberían estar en alojamientos adecuados a sus necesidades”.

Save the Children ha suspendido sus actividades en los centros de detención de Lesbos, Chios, Samos, Kos y Leros hasta nuevo aviso, incluyendo el transporte en autobús hasta los centros como el de Moria, que ha sido tomado por el ejército griego.“Mantendremos sin embargo la distribución de comida en el campo de Kara Tepe en Lesbos, que está en manos de autoridades locales y permanece como un espacio abierto. También mantendremos algunas actividades de protección infantil en los centros cerrados debido a nuestra preocupación por las condiciones en las que están los niños dentro”, añade Conde.

La ONG se muestra alarmada por las devoluciones forzadas hacia Turquía, en particular sobre la posibilidad de que se denieguen las solicitudes de asilo si se determina que son “inadmisibles” y la falta de capacidad de Greecia para gestionar con detenimiento y bajo la lupa de los derechos humanos todas las solictudes.

“Es una vergüenza que Europa esté buscando trucos para no cumplir con sus compromisos de ofrecer rutas seguras y legales a los refugiados que viajan a Europa. Es una vergüenza que el principal mensaje que sale del acuerdo de la UE con Turquía sea que la prioridad son las fronteras por encima de salvar vidas”, concluye Conde.

 

 

Contacto de prensa

91 513 05 00 prensa@savethechildren.org

Susana Hidalgo, Responsable de Comunicación 
618 913 946  susana.hidalgo@savethechildren.org

Manuel Sobrino, Comunicación
629 48 23 04  manuel.sobrino@savethechildren.org

Alicia Ibarra, Comunicación
682 90 15 83  alicia.ibarra@savethechildren.org