2017_violencia_mingo_venero-06.jpg

firma contra el abuso sexual infantil

586.473 personas ya han firmado.

Ayúdanos a acabar con el abuso sexual infantil

Los abusos sexuales son una de las peores formas de violencia que existe contra la infancia. El simple hecho de que un adulto engañe a un niño para acercarse a él con un objetivo sexual es algo terrible. Sin embargo, entre un 10 y un 20% de la población ha sido víctima de abusos sexuales en la infancia. 

Lo peor no es la cifra de niños y niñas que han sido víctimas de abusos sexuales, sino que esa cifra solo es la punta del iceberg. Se estima que solo el 15% de los casos de abusos son denunciados y, generalmente, con un final bastante amargo. En el último año del que se tienen datos, hubo 4.211 denuncias por abusos sexuales.

una ley imprescindible, pero no suficiente

La Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia por fin ha sido aprobada. Sin embargo, el camino todavía no ha llegado a su fin. Ahora toca que las medidas que contempla se empiecen a aplicar, así como que se desarrolle una nueva ley para que los juzgados especializados en infancia sean una realidad.

Por ello, no podemos bajar la intensidad, es imprescindible que todos los grupos políticos sientan la presión social para continuar con las medidas para proteger a la infancia que lleve a que sea prioritaria.

Protegiendo a los niños y niñas de los abusos sexuales

Es urgente proteger a los niños y niñas de todos los tipos de violencia a través de la prevención y la sensibilización y poner al servicio de la infancia víctima de violencia mecanismos de denuncia y reparación de los daños ocasionados. Solo de esta forma conseguiremos que la situación de miles de niños y niñas cambie.

Por eso en Save the Children pedimos a todos los partidos políticos a que se comprometan a que la Ley Orgánica de Protección a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia no sea un punto y final, sino un punto y seguido que continúe ampliando los derechos de niños y niñas . Para ello instamos a que

  •  Se desarrolle una nueva ley que cree una Fiscalía específica de violencia contra la infancia y juzgados de instrucción especializados en este tipo de violencia
  • Se garantice que la Ley Orgánica de Protección a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia cuenta con los recursos necesarios para aplicarse íntegramente y en la mayor brevedad.

  • Se fortalezcan y amplíen los recursos autonómicos de tratamiento y atención especializados y sean públicos y gratuitos