Image

POLÍTICOS: PROTEGED A LA INFANCIA DE LAS CONSECUENCIAS DEL COVID-19

27.902 personas ya han firmado.
Ayúdanos a llegar a 30.000.

ESTOS NIÑOS Y NIÑAS NO SE PUEDEN QUEDAR ATRÁS

Ninguno de los partidos políticos ha defendido de manera contundente a la infancia y a las familias en situación de pobreza, los colectivos que peor lo están pasando en la crisis económica y social del coronavirus.

Antes de la emergencia, la pobreza infantil afectaba al 26,7% de los niños y las niñas en España. Según nuestras estimaciones, esa tasa subirá hasta el 33,3% en 2020, lo que pone en una situación límite a las familias vulnerables. Si no hacemos nada, 1 de cada 3 niños y niñas crecerá en situación de pobreza

En cuanto a la violencia hacia niños y niñas, la crisis del coronavirus ha sacado a la luz lo que estaba fallando en la protección a la infancia y adolescencia, a la vez que ha agravado sus consecuencias. Proteger a niños, niñas y adolescentes de cualquier forma de violencia requiere medidas urgentes.

la navidad más dura

Cuatro de cada 10 familias tendrán dificultades para comprar regalos estas navidades y un 35% para celebrar una comida o cena especial. Además, en uno de cada 3 hogares con niños y niñas, tampoco van a poder comprar ropa de abrigo para el invierno.

#QUENADIEQUEDEATRÁS

Esta es la petición que vas a firmar:

Pedimos al Gobierno y a todos los partidos políticos que prioricen a la infancia y a las familias vulnerables en la respuesta a la crisis del coronavirus para #QueNadieQuedeAtrás. Concretamente, queremos que se comprometan a:

  • Garantizar que todas las familias con hijos e hijas a cargo, incluidas aquellas de origen migrante en situación irregular, tengan los ingresos suficientes para cubrir las necesidades mínimas de crianza. El Ingreso Mínimo Vital no es suficiente y se ha de compaginar con la prestación por hijo a cargo, que bajo ningún concepto debería desaparecer.
  • Que en todas las medidas de recuperación se tenga en especial consideración a la situación de las familias monoparentales, en su mayoría formadas por madres solas con hijos a cargo.
  • Aprobar de manera urgente la Ley Orgánica para la Protección de la Infancia y Adolescencia frente a la Violencia para reforzar los equipos, medios y recursos de detección y protección frente a la violencia que sufren niños y niñas.
  • Regularizar a la infancia tutelada que haya cumplido la mayoría de edad durante el estado de alarma, reforzar los recursos de emancipación y post-tutela de estos jóvenes y reanudar las tramitaciones de las peticiones de asilo y los permisos de residencia.