Informe salud mental

SALUD MENTAL:
ACABEMOS CON LAS LISTAS DE ESPERA PARA NIÑOS NIÑAS Y ADOLESCENTES

501 personas ya han firmado.
Ayúdanos a llegar a 10.000.

Los psicólogos/as y psiquiatras infantiles están alarmados. El número de niños, niñas y adolescentes con problemas de salud mental en el último año se ha disparado y no hay suficientes recursos para atenderlos.

El año pasado el suicidio fue la segunda causa de mortalidad entre los jóvenes menores de 20 años, solo por detrás de los accidentes de tráfico.

Hay mucho desconocimiento y un gran estigma. La pandemia ha triplicado el número de trastornos mentales entre niños, niñas y adolescentes y un 3% tuvieron pensamientos suicidas el pasado año, según los datos recogidos en nuestro último informe “Crecer Saludable(mente)”. La situación empeora para la infancia y adolescencia que vive en hogares de bajos ingresos, con una probabilidad 4 veces mayor de sufrir este tipo de trastornos.

Largas listas de espera = más sufrimiento para niños, niñas y adolescentes

La saturación de los servicios de salud mental infantojuveniles provoca listas de espera de hasta dos meses para una primera cita en algunas Comunidades Autónomas. Además, también existe un problema de calidad en la atención: hasta 3 meses entre visita y visita, con una duración muy corta. 

Nuestra ratio de psiquiatras por habitante se sitúa entre las más bajas de Europa y solo el 60% de los hospitales de la red pública cuenta con atención psicológica. Todo ello lleva a que parte del sufrimiento emocional de los niños, niñas y adolescentes se pretenda mitigar con medicación.

La nueva Estrategia de Salud Mental recientemente aprobada por el Gobierno presta especial atención a la salud mental de la infancia y la adolescencia priorizando un modelo de atención integral, con especial énfasis en la prevención. Pero falta concretar una dotación financiera para su puesta en marcha y que no se quede en papel mojado.

Urgen recursos públicos para atender los problemas de salud mental de la infancia y la adolescencia, especialmente la más vulnerable.

Por ello, pedimos al Gobierno y a las Comunidades Autónomas:

  • Plazo máximo de 15 días para una primera cita en psicología o psiquiatría infantojuvenil
  • Duplicar el número de plazas anuales convocadas de Psicólogo Interno Residente (PIR) hasta llegar a las 400 (coste estimado de 31 millones de euros para atender a la infancia y la adolescencia)
  • Duplicar el número de plazas anuales convocadas del MIR en la especialidad de Psiquiatría hasta las 600 (coste estimado de 12,4 millones de euros para atender a la infancia y la adolescencia)
  • Consolidar la especialidad de Psiquiatría y Psicología infantojuvenil y reforzar la atención primaria con personal sanitario con formación especializada en salud mental infantojuvenil

Tu firma es clave para acabar con las largas listas de espera y que los niños, niñas y adolescentes puedan #CrecerSaludableMENTE.