Trump: los niños migrantes
no son delincuentes

Únete, firma nuestra petición

85.166 personas ya han firmado.
Nueve dígitos. No utilices espacios

Miles de niños y niñas en Centroamérica están huyendo de la violencia y la pobreza. Este es un viaje que nadie querría emprender, pero cuando estás huyendo de una muerte segura, no hay otra alternativa.

Durante el camino se ven expuestos a las redes de tráfico, a la trata de personas, a la violencia, a los abusos sexuales… a todo lo que no querrías que le pasase a nadie y menos a un niño.

Jaquelín* tiene solo 14 años y es de San Pedro Sula, Honduras, una de las ciudades más violentas del mundo. Su sueño era encontrarse en México con su hermana y compartir una habitación. Sin embargo, cuando llegó a México, ambas hermanas fueron violadas por tres hombres. Ella consiguió huir.

Acabó en un centro de detención para menores, las dos esperan a ser deportadas.

Me violaron hace siete días
Jacquelin, 14 años

LA CARAVANA MIGRANTE LUCHA POR SOBREVIVIR

La caravana migrante que partió desde Honduras, ha ido sumando a miles de personas que huyen de la pobreza y la violencia. Sin embargo, cuando llegan a Estados Unidos se chocan contra un muro. Nadie quiere hacerse cargo de ellos. Muchos son niños, niñas o adolescentes. Están durmiendo en la calle, pasando hambre y corriendo peligro en todo momento.

Es especialmente preocupante la situación de las niñas, niños y adolescentes que están llegando a los municipios fronterizos donde los albergues se encuentran totalmente desbordados y los migrantes tienen miedo a ser detenidos en su interior.

FIRMA PARA QUE SEAN CONSIDERADOS NIÑOS Y NIÑAS, NO DELINCUENTES

Ni podemos ni guardaremos silencio sobre el trato que el Gobierno de los Estados Unidos da a niños, niñas y familias que emigran desde países centroamericanos. El presidente Trump ha mandado a 5.200 militares a la frontera con México. Una mayor militarización de la frontera entre Estados Unidos y México y el bloqueo del acceso al asilo para las familias que huyen de la violencia solo va a servir para aumentar el miedo y el trauma para los niños, niñas y adolescentes.

Estos actos violentos vuelven a poner de manifiesto la falta de preocupación del presidente Trump por la situación de la infancia y la adolescencia migrante, que estará en peligro y verá de nuevo vulnerados sus derechos si estas amenazas se cumplen.

En Save the Children hemos abierto una petición de firmas para exigir al Gobierno de Trump que se respeten los derechos de los niños y niñas, les protejan en el camino y no les encierren cuando lleguen a EE.UU.

El trato que están recibiendo estos niños y niñas de México y otros estados de Centroamérica, custodiados por el gobierno estadounidense tras cruzar la frontera, está siendo totalmente indigno. Debemos alzar nuestra voz para proteger sus intereses.


Dile al presidente Trump que respete los derechos de la infancia migrante. Firma la petición.