Image

Campamentos
de verano 2021

  

En Save the Children llevamos más de 20 años apoyando a la infancia en riesgo de pobreza y exclusión durante los meses de verano en España. Este año atendemos a más de 2.400 niños y niñas de seis comunidades autónomas y una ciudad autónoma de entre 3 y 17 años, tanto en centros propios como en espacios de contrapartes. Los campamentos de verano y las colonias urbanas que organizamos tendrán lugar en Sevilla y Cádiz (Andalucía), Barakaldo, Bilbao y Vitoria-Gasteiz (Euskadi), Valencia, Alicante, Paterna y Mislata (Comunitat Valenciana), Illescas (Castilla-La Mancha), Madrid, Fuenlabrada y Leganés (Comunidad de Madrid), Barcelona, Canovelles y Lleida (Catalunya) y Melilla.

Gracias a nuestros programas de verano los niños y las niñas con menos recursos cuenten con una alimentación adecuada durante más tiempo, puedan disfrutar de actividades al aire libre y recibir el apoyo educativo que necesitan de cara a la vuelta a las aulas en septiembre. Este apoyo extra es fundamental para muchas familias y ayudará a que los niños y las niñas de los hogares más vulnerables no se queden atrás.

La importancia de nuestras actividades estivales

Estos niños y niñas estarán en espacios seguros para la infancia en los que tanto el personal de la organización como los niños y las niñas disponen de los recursos sanitarios necesarios tales como mascarillas y geles desinfectantes.

Continuamos impulsando estas acciones estivales para proporcionar alimentación, refuerzo educativo y apoyo emocional a la infancia más vulnerable, así como para fomentar las actividades deportivas y los hábitos de vida saludables entre los niños y niñas tras un curso académico marcado por las restricciones en las aulas ocasionadas por la Covid-19. Desde Save the Children consideramos de especial importancia este tipo de intervención para evitar la desconexión del alumnado desfavorecido durante el verano y para garantizar que los menores con menos recursos tengan las mismas oportunidades.

Cabe recordar que la pobreza afecta de manera negativa al bienestar y desarrollo de la infancia y pone en entredicho el cumplimiento de derechos fundamentales. Por ello, trabajamos durante todo el año en programas en Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidat Valenciana y Euskadi que buscan romper el círculo de transmisión de la pobreza de padres y madres a sus hijos a través de la educación.

De hecho, en un informe reciente en el que entrevistamos a 1.290 familias vulnerables a las que apoyamos en diferentes comunidades autónomas, una de los principales resultados del estudio fue que el 46% de los padres y las madres a los que atendemos ha perdido el empleo por la crisis económica y social causada por la pandemia.