Image
rs85857_img_0598-_coffee_rust_on_leaves.jpg

"Cenamos menos cuando no llueve y no hay cultivos"

Guatemala ha sufrido la peor sequía en 40 años. En las comunidades que se han visto más impactadas hay cerca de 500.000 niños afectados por la inseguridad alimentaria. En Save the Children trabajamos con comunidades locales y estamos en contacto con muchas familias que nos dejan casos como el de Ruth.

Para llegar a su comunidad, muy escondida entre las montañas, tuvimos que hacer la última parte andando, no se podía llegar en coche. Es una zona muy verde ahora, pero puedes ver los campos vacíos donde antes hubo grandes cosechas. 

Ruth tiene 13 años. La familia de Ruth se ha visto especialmente afectada por la plaga de roya en los cultivos de café y la sequía que los campos han sufrido este año. Su casa está hecha de ladrillos y planchas de metal en el tejado. Tienen acceso a electricidad, pero no tienen agua potable.

"Me gusta vivir aquí, es un lugar muy bonito. Me gustan las flores de mi jardín. Son solo de decoración, no te las puedes comer. Me gusta también hablar con mis amigos y dibujar. Me gusta dibujar árboles. Los árboles son muy bonitos. Me gustan cuando están verdes. En verano no llovió mucho y se quedaron amarillos. No eran bonitos. Cenamos menos cuando no llueve y no hay cultivos. Cuando no llueve, las hojas de las plantas se caen."

Su padre, Rube, no ha conseguido encontrar trabajo en la plantación y sus propios cultivos familiares (de maíz) han pasado de 40 quintales a solo 5 este año.

"Las cosas han ido mal este año. Por culta de la plaga de roya no hemos tenido trabajo, y ahora la sequía se está llevando nuestro maíz. Todas nuestras cosechas de maíz. Está siendo muy duro este año. Hace dos años la vida era mejor, no había plagas en el café. La gente ya no tiene dinero."

 

La familia esta en crisis, no tienen dinero ni comida. Tres niños han muerto en la comunidad este año por la escasez de alimentos. Ruth sufre malnutrición crónica y fue hospitalizada cuando tenía 5 años. Está por debajo de su peso y su altura. También sufre dolores de cabeza cuando en su familia hay poca comida. Ruth está avergonzada de su tamaño y le cuesta concentrarse en la escuela. Cree que su cerebro se ha visto afectado por la malnutrición que sufrió. Su familia vive esa misma situación, no hay comida en casa.

Me gusta comer frijoles. Los frijoles fritos son los que más me gustan. También comerlos con huevos escalfados. Esperamos que este año los frijoles estén bien. De maíz no hemos tenido cosecha, y ahora no hay suficiente comida para que todos comamos, así que comemos poquito. He desayunado dos tortillitas y ayer cené lo mismo. Aunque anoche había huevos y eso está muy bien. Solo tomamos huevos una vez cada mucho tiempo. Tampoco comemos mucha carne, no recuerdo la última vez que la tomamos. Me pongo triste cuando no hay comida, me siento mal y tengo dolores de cabeza. Tengo dolores de cabeza a diario, esta mañana me dolía también".

Chiquimula es un área llamado "el corredor seco". Todos los años, entre abril y agosto, llega la "estación del hambre". En esta época, la falta de alimento se traduce en una aumento de casos de malnutrición en niños y niñas menores de cinco años. Este año ha sido el peor de los últimos 40 años con 500.000 niños afectados por la inseguridad alimentaria en Guatemala.

Ruth es una niña divertida, le gusta jugar al escondite con sus amigos. A veces ellos se ríen de ella porque sus dolores de cabeza le impiden unirse al juego.

Con los dolores de cabeza no puede jugar, y si no come tiene dolores de cabeza. En el colegio no siempre pueden dar comida y, en ocasiones, come 2 o 3 tortillas en un día. Esto hace que su concentración sea menor y no recuerda las cosas.

En su escuela los profesores se lo dicen constantemente, todas las lecciones necesita que se las repitan varias veces.

Estoy preocupada porque la semana que viene son los exámenes finales y necesito buenas notas. La asignatura más difícil para mi son las matemáticas y el profesor dijo que era muy importante tener buenas notas en matemáticas para seguir en la escuela. Mis padres dicen que no tengo altura suficiente para ir al instituto. Eso es porque estoy he sufrido malnutrición. Soy muy pequeña para mi edad. No crezco. Todo el mundo es más alto que yo. Eso no me gusta. Incluso los más pequeños de edad son más altos. Me da vergüenza".

La escuela está a 7 minutos andando, pero ella no sabe si será capaz de ir al instituto, es difícil continuar los estudios cuando no tienes dinero.

"Si termino los estudios quiero ser enfermera. Quiero ayudar a los que están enfermos. Hay mucha gente enferma aquí. Ellos también tienen dolores de cabeza y fiebre. Creo que es porque no comen suficiente. Las enfermeras pueden hacer que, con las medicinas, los dolores de cabeza desaparezcan".

En el departamento de Chiquimula, donde trabaja Save the Children, el 57% de los entrevistados no tienen suficiente comida para alimentarse correctamente. Gracias a la financiacion de AECID, hemos implementado una respuesta de emergencia. Estamos formando en buenas prácticas agrarias, creación de huertos urbanos con cultivos propios de la tierra y creación del compost. También hemos creado comedores en cuatro escuelas dentro del departamento, que dan desayunos a 661 niños.

 

¿Nos ayudas a seguir trabajando en países como Guatemala?

HAZTE SOCIO