Image
rs97345_mg_6174.jpg

Decenas de miles de niños en Nepal se enfrentan a la tercera noche a la intemperie con lluvia y frío

Tras el terremoto, muchos hogares han quedado dañados o destruidos, y las personas que conservan sus casas tienen miedo de dormir dentro por las réplicas. Estamos especialmente preocupados por los niños pequeños, que son los más vulnerables a las bajas temperaturas y podrían sufrir hipotermia.

Kirsti* tiene 9 años. Se hizo daño en un brazo al huir de su casa en el centro histórico de Katmandú. Muchas casas de su barrio eran viejas e inestables. Su casa ahora es inhabitable. Ella y su familia quieren volver a su casa en el distrito este de Katmandú si la situación lo permite. Por ahora están en tiendas de campañas en un campo que se utilizaba para festivales en el centro de la ciudad.

Cuando el terremoto llegó el pasado 25 de abril, ella y su familia estaban en la habitación alquilada en la que vivían en Asan, una de las zonas más pobladas del centro de Katmandú. Muchas de las casas eran muy antiguas y hechas de ladrillos y marcos de madera. Esas casas eran viejas y poco estable. Después del terremoto muchas personas usaban vigas de madera para hacerlas más robustas. La familia de Kristi es originaria de Dolakha, un distrito al este de Katmandú. Su madre es trabajadora del hogar en Katmandú y su padre es miembro de la Armada Nepalí en Dolakha.

Mientras estaban huyendo de su casa, después del primer temblor, se cayó fuertemente al suelo y se hizo daño en el brazo izquierdo.

Estaba aterrorizada. No tenía ni idea de lo que era un terremoto, eso no los lo enseñaron en la escuela”

Fue corriendo al hospital más cercano con su madre y su hermana mayor donde vio a muchos niños heridos. Con cada réplica Kristi dice que tenía más y más miedo.

Ahora están viviendo en tiendas que levantó el ejército como muchos otros vecinos de la zona de Asan. Su madre sí fue a ver su anterior casa, está totalmente destruida, pero se las apañó para salvar algunos utensilios de cocina como una pequeña cocina de gas portátil y algo de ropa. La gente para la que su madre trabajaba también ha perdido su casa, así que ya no tiene trabajo. Se irán lo antes posible a su zona natal, dice su madre Tulsa.

Nuestra respuesta

Hay una gran necesidad de suministros médicos en los hospitales y en las instalaciones médicas, que tienen serias dificultades para atender a todos los heridos. También es urgente de atender a las madres, a los recién nacidos y a los niños, sobre todo en las comunidades más vulnerables.

Nuestro personal en terreno afirma que 30 de los 75 distritos de Nepal, la mayoría en las regiones centrales y occidentales, están afectados por el terremoto, pero las comunicaciones dentro del país son difíciles y la información detallada sobre el nivel de necesidades aún no está disponible. Los equipos de evaluación están viajando a zonas fuera de Katmandú para evaluar el daño y las necesidades de la población.

Se necesitan urgentemente agua potable, alimentos, materiales de refugio y medicinas. La ayuda está comenzando a llegar a Nepal, pero la entrega se está viendo obstaculizada por los daños en las infraestructuras.

Estamos organizando una operación masiva de ayuda con especialistas y trabajadores humanitarios, que están volando hasta allí desde todas partes del mundo. Está preparando materiales de emergencia en Filipinas y Dubai para enviarlos a las áreas más afectadas, para ayudar a los que no tienen acceso a agua, comida o refugio. Estos materiales incluyen lonas, que pueden servir como refugio de emergencia, materiales básicos para cocinar, kits de higiene y de agua.

Trabajadores humanitarios de todo el mundo vienen a unirse a nuestros equipo en Nepal y responderán a las necesidades de los niños y sus familias, que necesitan desesperadamente nuestra ayuda.

Nuestros camiones con materiales de refugio, materiales básicos para cocinar y kits de higiene han salido de los almacenes de Birgunj y Birathnagar y se encuentran de camino a Katmandú, donde comenzarán a repartirse hoy. Vamos a repartir además 2.000 kits para madres y recién nacidos, los más vulnerables en una emergencia, en los distritos de Bhaktaput y Sindhupalchowk.

Desde España ha hecho un primer envío de 25.000 euros de su Fondo de Emergencias para responder a las necesidades urgentes de los niños y niñas de Nepal. Pero necesitamos más para llegar a todas las personas afectadas. Por eso te pedimos que, si puedes, dones para el terremoto en Nepal.

DONA AHORA