Día 5 - La despedida de la familia de Omar

04 Agosto 2018

El viaje llega a su fin. Omar ha abierto las puertas de su casa, de su antigua vida de su historia para que Bruno y Unai la vivan. El último día ha sido el de la despedida. Ahora llega el momento de reflexionar sobre lo vivido estos días.

Bruno: "La despedida me ha dado un poco de pena"

Hoy hemos visitado Dakar, la capital de Senegal, y de las cosas que más me han sorprendido ha sido la cantidad de tráfico que hay y lo mal organizado que está. Antes de irnos a casa de Omar a despedirnos de él y su familia hemos ido a comprar unas chocolatinas a una gasolinera de Dakar para regalárselas antes de la despedida.

Cuando hemos llegado para despedirnos nos han recibido tan amables como siempre y nos han agradecido bastante el regalo. La despedida me ha dado un poco de pena porque me lo he pasado muy bien con todo el mundo.

Unai: “Aprender y entender mejor la situación de gente como Omar ha sido una experiencia mágica"

Como "predije" hace unos días, este viaje sí ha supuesto un cambio en mí.

Como cualquier persona con dos dedos de frente, nunca había puesto en duda el hecho que muchas personas tengan un chocante motivo por el cual deciden abandonar su país. 

Pese que muchos de ellos tienen los recursos escasos, nadie les ha quitado esa sonrisa y esas ganas de vivir. La gente nos ha acogido y nos ha despedido con todo su corazón. 

Ojalá pronto nadie tenga que arriesgar su vida en busca de una mejor, pero hasta entonces, ayudemos y aceptemos la realidad.

No más tristes historias como las de Omar

Como Omar, miles de menores llegan solos a España cada año. Solo en patera, durante 2017 llegaron a España casi cuatro veces más menores no acompañados que en el año anterior. A pesar de la magnitud de las cifras, España sigue sin estar preparada para acoger a los niños y niñas que llegan solos y les condena a la invisibilidad y la exclusión. 

Aunque la Ley de Extranjería prohíbe expresamente que se detenga a ningún menor de edad por su condición de migrante o por su entrada irregular, muchas veces este supuesto no se respeta. Por eso tenemos en marcha una campaña de recogida de firmas para pedir que los niños migrantes sean tratados como niños, no como adultos.

Firma nuestra petición

543 personas ya han firmado.
Ayúdanos a llegar a 5.000.

Únete, firma nuestra petición

Nueve dígitos. No utilices espacios