Doctora Fatuma Ali Abri, hospital de Garowe, Somalia

¿Te imaginas un mundo sin hospitales?

19 Junio 2015

La Doctora Fatuma es la vicedirectora del Hospital General de Garowe, en Somalia. También es la responsable del centro de pediatría y estabilización donde muchos niños en Somalia son tratados por malnutrición y otras enfermedades. Reciben entre 100 y 120 consultas diariamente y diez o veinte se tienen que quedar ingresados durante tres o cuatro días. En el peor de los casos, cuando son enfermedades crónicas, durante dos o tres semanas.

Es un centro referente y muchos pacientes llegan de otras localidades, como Sol o Sanaag, a 400 kilómetros de Garowe. Desafortunadamente, no hay hospitales que de este tipo de cuidados en el país, y los pacientes tienen que trasladarse hasta llegar a Garowe.

En su hospital el problema no es el personal, tienen suficientes doctores y enfermeras, el problema es la escasez de medicinas y materiales médicos. Dependen de agencias humanitarias para salvar vidas.

El espacio con el que cuentan también es un hándicap. Los enfermos de meningitis no pueden están separados del resto, corriendo así el riesgo de transmitir la enfermedad a otros enfermos.

La gente que llega a su hospital suele ser pobre. Cuando llegan, Fatuma, como doctora, intenta curar a sus bebés con medicinas. Pero en ocasiones los enfermos no tienen dinero suficiente para pagar comida o el transporte, así que vienen de manera discontinua o no se quedan el tiempo adecuado. Esto suele empeorar las enfermedades.

“Hace poco tuvimos un caso de meningitis. El bebé empezó a tener convulsiones en el hospital y mientas estábamos intentando tratarle con medicinas para parar las convulsiones, la madre nos quitó a su hijo y dijo que quería ir a un médico tradicional a por medicinas. Es un problema complicado, no podemos conseguir un cambio de mentalidad en uno o dos días.”

La ciudad de Garowe ha crecido mucho en los últimos dos o tres años. El hospital se ha quedado pequeño y necesitan invertir en ampliar las instalaciones. El área pediátrica debe estar separada del resto del hospital, es importante separar los distintos tipos de pacientes. En pediatría los niños con malnutrición o infecciones respiratorias deben estar separados de los de meningitis y otras infecciones serias. El hospital ahora cuenta con tres habitaciones y doce camas. Ahí duermen 20 o 22 enfermos. Es normal ver a dos niños compartiendo cama.

Un mundo sin hospitales

¿Te imaginas un mundo sin hospitales? Un mundo sin sistema sanitario, sin médicos, sin máquinas, sin medicinas. Esa es la situación en la que viven 1.000 millones de personas que nunca verán a un trabajador sanitario en su vida.

 

Por 20 céntimos al día puedes ayudar a estos héroes a seguir luchando por la supervivencia infantil.

HAZTE SOCIO