Honduras prohíbe cualquier forma de castigo físico a los niños

04 Noviembre 2013

Save the Children, junto con toda una red de ONG, ha participado activamente en las consultas, revisiones y borradores para presionar por una reforma de la ley que incluyese la mención al “castigo físico humillante”. Acabar con todas las formas de castigo físico contra la infancia representa uno de los objetivos globales de incidencia de nuestra organización en todo el mundo. Queremos que se ponga fin al castigo físico en el hogar, en las escuelas y en cualquier lugar. Trabajamos para conseguir reformas legales e impulsamos y apoyamos iniciativas que ayuden a cambiar diferentes actitudes y practicas sociales, algunas demasiado enraizadas entre la población. A través de diferentes campañas trabajamos también la parentalidad y la educación positiva con los padres y madres, los profesores y otros profesionales que trabajan con la infancia.

3 de cada 4 niños experimentan y conviven con métodos de disciplina violenta en su propia casa y solo 1 de cada 10 niños y niñas viven en un país donde los castigos físicos y humillantes están prohibidos en espacios de cuidado alternativos (todos aquellos que no son el hogar familiar).

No nos cansaremos de insistir: la violencia contra la infancia no es justificable bajo ninguna forma y en ningún escenario posible. Nunca.