Image

Ikea y Save the Children juntos contra la desigualdad

Presentan su campaña "Todos merecemos un verdadero hogar"

 

 

La pandemia ha impactado enormemente en la vida cotidiana y en la economía de millones de familias y para muchas de ellas ha supuesto, además, el incremento de una brecha social difícil de afrontar. IKEA en su nueva campaña de Navidad anuncia el que será su propósito de compañía en los próximos años: “Todos merecemos un verdadero hogar” con el que pretende luchar contra la desigualdad social, y apuesta como primer paso la colaboración con Save The Children en un proyecto que dotará de mobiliario de estudio a niños de familias vulnerables.

Para este fin, destinaremos recursos económicos y humanos. El hogar se ha convertido, más que nunca, en parte esencial de nuestras vidas y estamos seguros de que podemos conseguir cambios reales en el día a día en muchos hogares vulnerables. Hay un enemigo a abatir: la desigualdad, y a través de la campaña, esperamos también inspirar a otros agentes sociales”, destaca Laura Durán, directora de Marketing de IKEA en España. “Nuestro esfuerzo por tener un impacto positivo en las personas y el planeta no es nuevo, siempre ha estado en nuestro ADN, pero la crisis sanitaria nos ha hecho tenerlo ahora más presente que nunca”, aclara.   

Como primer paso en el nuevo propósito, IKEA anuncia la colaboración con Save The Children para ayudar niños de  a familias vulnerables a que tengan mobiliario apropiado para estudiar. En concreto, 870 familias con las que trabaja esta organización recibirán artículos de mobiliario y decoración pensados para adecuar espacios de estudio que les sirvan de vehículo para potenciar su educación y sus oportunidades en el futuro.

Además, en el contexto actual, IKEA quiere estar cerca de los colectivos que más están sufriendo el impacto de la pandemia y para hacerle frente, IKEA ha previsto una bolsa de un millón de euros que será destinada, en coordinación con organismos locales, a responder a las necesidades de las personas y los hogares más vulnerables.