Image
Nusair tenía 13 meses cuando le diagnosticamos con desnutrición severa

nusair*, 13 meses.

SUFRE DESNUTRICIÓN SEVERA.

    

Más de 7 millones de niños y niñas en Yemen necesitan asistencia humanitaria urgente. Cuatro años de guerra han llevado a la hambruna masiva, al colapso de los servicios básicos y a la falta de medicamentos. Mientras tanto, los combates continúan y 400.000 niños y niñas sufren desnutrición severa y podrían morir de hambre.

La historia de Nusair, 13 meses

Nusair tiene poco más de 1 año. La malnutrición severa aguda y la diarrea severa que padece le llevan a encontrarse en un estado crítico.

La primera vez que atendimos a Nusair tenía 11 meses. Al igual que miles de niños víctimas del conflicto en Yemen, Nusair presentaba, entre otros problemas graves, malnutrición severa aguda.

Cuando terminó su tratamiento, él y su familia se fueron desplazando a medida que aumentaba el conflicto en su vecindario y dejaba de ser seguro vivir allí. No tenían ni un techo para protegerse de la lluvia.

El pequeño Nusair volvió a enfermar pero en esta ocasión su madre, Suad, no podía permitirse desplazarse a un hospital ni comprar complementos alimenticios, así que su estado de salud se deterioró sustancialmente. 

4 años de guerra han llevado a la hambruna masiva, al colpaso de los servicios básicos y a la falta de medicamentos.

La infancia en yemen, en números

  • 55 de cada 1.000 niños mueren antes de cumplir los cinco años
  • Casi la mitad de los niños y niñas menores de cinco años sufre desnutrición severa
  • Uno de cada cuatro niños trabaja en condiciones de explotación
  • Más de la mitad de la población vive en la pobreza
  • Uno de cada tres niños no va al colegio y el 75% de las escuelas están destruidas
  • Al menos 2.500 niños y niñas han muerto en ataques desde que comenzó el conflicto
  • El 60% de las adolescentes son madres
Image
Testimonio de la madre de Nusair

No puedo dormir, esta situación es una tortura y estoy muy preocupada por mis hijos. No podría seguir viviendo si algo les pasara

Suad, madre de Nusair

Las consecuencias de la guerra

El difícil acceso a los hospitales, la falta de alimentos, la escasez de medicamentos hace que la guerra en Yemen esté desencadenando un preocupante número de casos de desnutrición en niños y niñas. Después de cuatro años desde que el brutal conflicto en Yemen se intensificó, cerca de 20 millones de personas corren el riesgo de sufrir una hambruna. Esta cifra ha aumentado dramáticamente desde que la coalición liderada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos impuso un bloqueo de un mes a Yemen en diciembre de 2017.

Desde entonces, las importaciones comerciales de alimentos a través del puerto de Hodeidah se han reducido en más de 55.000 toneladas métricas por mes. Eso es suficiente para satisfacer las necesidades de 4,4 millones de personas, incluidos 2,2 millones de niños. Cualquier disminución adicional en las importaciones podría llevar directamente al hambre.

La cifra de niños y niñas que han podido morir en Yemen por desnutrición es horrible. Por cada niño muerto a causa de las bombas y las balas, docenas mueren de hambre, algo que es completamente prevenible. Los niños que mueren de esta manera sufren enormemente a medida que las funciones de sus órganos vitales disminuyen la velocidad y finalmente se detienen. Sus sistemas inmunológicos son tan débiles que son más propensos a las infecciones y algunos están demasiado débiles incluso para llorar. Los padres tienen que presenciar cómo sus hijos se van consumiendo, incapaces de hacer nada al respecto.

Nuestro trabajo con los niños y niñas en yemen

Llevamos trabajando en Yemen más de cinco décadas. Nuestros equipos están repartidos por todo el país y desde el comienzo del conflicto, en 2015, hemos atendido a más de tres millones de niños y niñas. Estamos distribuyendo comida, agua potable y kits de higiene a las familias y trabajamos en más de 200 centros sanitarios para tratar la desnutrición infantil y brotes de enfermedades como el cólera o la difteria.

Nuestro trabajo en este país se desarrolla principalmente en cuatro áreas:

  • Tratamiento de la desnutrición severa
  • Programas para mantener la salud de los niños y niñas de manera adecuada y evitar que empeoren
  • Apoyo para la recuperación de los medios de vida. (fomento del empleo, apoyo a la economía local…)
  • Distribución de alimentos

Dona ahora y ayúdanos a salvar la vida de los niños y niñas que están en riesgo por culpa de la guerra.

Para miles de niños como Nusair nuestras clínicas son la única opción que tienen para sobrevivir. Estamos trabajando al límite, pero necesitamos ayuda para poder atender a más niños y familias en nuestros centros médicos y con nuestros equipos móviles en todo el país.

Con 160€ podremos distribuir comida a una familia de siete miembros durante tres meses.

Image
Nusair tenía 13 meses cuando le diagnosticamos con desnutrición severa

Ayúdanos a salvar
niños y niñas como nusair

Quiero hacer una donación de:
Cantidad mensual
Cantidad puntual

Refugio de emergencia para 2 familias.

Refugio de emergencia para 3 familias.

Refugio de emergencia para 4 familias.

Tus donaciones tienen beneficios fiscales. Podrás desgravarte hasta un 80% de tu donación.