informe mundial 2019
infancias robadas

Informe Infancia Robadas 2019

  

Hoy lanzamos nuestro dossier anual Informe mundial sobre la infancia 2019: ‘Infancias robadas’. En él se señala una evidente mejora en la vida de los niños y niñas en los últimos veinte años. Sin embargo, en la actualidad a 1 de cada 4 de ellos se les sigue negando el derecho a una infancia segura y sana.

Calculamos que en el año 2000 unos 970 millones de niños y niñas no pudieron disfrutar de su infancia y, actualmente, esta cifra se ha reducido a 690 millones, lo cual implica que por lo menos 280 millones de niños y niñas tienen una mejor situación hoy de la que habrían tenido hace dos décadas.

En términos globales los niños y las niñas tienen más probabilidades de crecer sanos, recibir educación y estar protegidos, pero los números siguen abrumando, porque millones de niños y niñas todavía están afectados por hechos como el matrimonio infantil, el embarazo precoz, la exclusión de la educación, las enfermedades, la malnutrición o la violencia.

Por otro lado, China e India representan en conjunto más de la mitad de la reducción mundial en las tasas de retraso del crecimiento, lo que nos indica una distribución no tan equitativa a nivel mundial de los derechos adquiridos por la infancia.

Nuestro ‘Informe mundial sobre la infancia 2019: Infancias robadas’, evalúa la situación en 176 países en lo referido al acceso a la atención de la salud, la educación, la nutrición y la protección frente a prácticas perjudiciales a niños y niñas.

Descargar resumen ejecutivo del informe “Infancias Robadas” (versión en español):

DESCARGAR

Descargar informe “Infancias Robadas” (versión en inglés):

DESCARGAR

En este informe incluimos el Índice anual de Peligros para la infancia. Según este indicador, desde el año 2000 las circunstancias para la infancia han mejorado en 173 de los 176 países analizados.

Esto se traduce en que actualmente hay:

  • 4,4 millones de muertes infantiles menos al año.
  • 49 millones de niños y niñas menos con retraso del crecimiento.
  • 130 millones de niños y niñas más que van a la escuela.
  • 94 millones de niños y niñas menos que trabajan.
  • 11 millones de niñas menos obligadas a contraer matrimonio.
  • 3 millones de partos de adolescentes menos al año.
  • 12 000 homicidios de niños y niñas menos al año.

De los ocho peligros para la infancia, el desplazamiento debido a conflictos es el único que ha aumentado. Ahora hay 30,5 millones de personas más que han debido desplazarse por la fuerza de las que había en el año 2000, hecho que se traduce en un aumento del 80%. 

 

Luces y sombras a nivel global

Singapur es el país que ocupa el primer lugar de la clasificación por ser el que mejor protege y asiste a la infancia. Entre los diez primeros lugares, también se incluyen ocho países europeos y Corea del Sur. España ocupa el puesto número trece.

Los avances más espectaculares se lograron entre algunos de los países más pobres del mundo, como Sierra Leona, que ha conseguido los mayores adelantos desde el año 2000, seguido de Ruanda, Etiopía y Níger. Los tres países donde la infancia sufre las mayores amenazas son Chad, Níger (a pesar de los progresos) y la República Centroafricana, que ocupa el último lugar.  

Los países afectados por conflictos armados tienen las tasas de mortalidad infantil más altas, una proporción demasiado elevada de niños y niñas con retraso del crecimiento y una proporción creciente de la tasa mundial de niños y niñas sin escolarizar. Las tasas de matrimonio forzoso para las niñas y de trabajo infantil también están aumentando en gran parte de estos contextos.

Por nuestra experiencia sabemos que recopilar datos durante los períodos de conflictos es difícil y peligroso. Los últimos datos disponibles sobre países en guerra suelen ser anteriores a la escalada de violencia y no reflejan las duras realidades para la infancia en estos entornos. Por ejemplo, en Siria y Yemen, nuestros trabajadores tienen evidencias de un aumento del trabajo infantil y del matrimonio infantil, y estas tendencias no se recogen en los datos.

mocaico_creatividades.jpg

La política influye

Los resultados demuestran que las decisiones políticas pueden ser más relevantes que la riqueza nacional, como en el caso de los países que han logrado el mayor progreso (Ruanda, Sierra Leona, Etiopía y Níger). En concreto: 

  • Tras 25 años del genocidio en Ruanda, el país ha logrado reducir el impacto de la mayoría de los peligros para la infancia. El número de niños y niñas que mueren antes de cumplir los cinco años ha disminuido en un 79%.
  • Sierra Leona ha logrado reducir en un 99% el número de personas desplazadas por la fuerza de sus hogares.
  • Etiopía ha conseguido una disminución del 41% en la tasa de partos de adolescentes, del 33% en la de retraso del crecimiento, del 30% en la de homicidios de niños y niñas, y del 50% en la de muertes infantiles, niños y niñas sin escolarizar y matrimonio infantil.
  • A Níger le queda mucho por recorrer, a pesar de que ha obtenido los mayores avances en términos relativos de todos los países incluidos en la lista. En el país africano la tasa de niños y niñas que mueren antes de cumplir los cinco años descendió en un 62%.