Image

Informe:

Una base para terminar
con la pobreza infantil

  

Al menos 594 millones de niños y niñas de países en vías de desarrollo no habrán recibido antes de que acabe 2020 ningún apoyo financiero específico para ellos y sus familias por parte de sus gobiernos para paliar los efectos socioeconómicos de la pandemia del coronavirus. Así lo revela nuestro nuevo informe, ‘A Foundation to End Child Poverty’ (Una base para terminar con la pobreza infantil), difundido hoy en el contexto de la celebración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Millones de familias se han visto abocadas a la pobreza desde el inicio del brote, cuando los padres y las madres empezaron a perder sus trabajos, hecho que repercutió en el acceso de sus hijos e hijas a la atención médica, la educación, la alimentación y la vivienda. Según los datos recogidos en el informe, si bien cientos de millones de familias están necesitando apoyo adicional para mantener a sus hijos e hijas, al menos 68 países en vías de desarrollo no lo están proporcionando.

En el informe se evidencia como ahora más que nunca, los países deben avanzar hacia las prestaciones universales por hijos e hijas. Estas inversiones, transferencias de efectivo regulares y seguras para las familias son necesarias en la lucha contra la pobreza infantil y para ayudar a las familias a mitigar los impactos de crisis futuras.

Descargar el informe 'A foundation to end child poverty(en inglés):

DESCARGAR

Descargar el resumen ejecutivo 'Una base para terminar con la pobreza infantil(en español):

DESCARGAR