Inundaciones
en idlib, siria

  

Más de 11.000 niños sirios que se han visto obligados a huir de sus hogares debido a la guerra se enfrentan a una situación desesperada este invierno después de que las lluvias torrenciales hayan golpeado la provincia de Idlib en Siria.

Las fuertes lluvias han provocado inundaciones repentinas en los campamentos para personas desplazadas. Nuestros compañeros terreno nos cuentan que las condiciones son miserables y peligrosas para los miles de niños y niñas que viven en tiendas de campaña endebles y edificios a medio construir sin ventanas ni puertas.

Las enfermedades están aumentando y en las zonas más afectadas las familias están aisladas del mundo exterior, no pueden abandonar los campamentos para acceder a los centros de salud. Las escuelas también han sido cerradas en algunas áreas. En años anteriores, los niños pequeños murieron congelados en los campamentos. Este invierno los riesgos son todavía mayores con 1,5 millones de personas que se han desplazado y ante la ausencia de refugios, mantas y combustible para calefacción.

inundacion siria

Ayúdanos a llegar
a los niños y niñas en Siria

Lonas para refugiar a 3 familias sirias.

Lonas para refugiar a 5 familias sirias.

Lonas para refugiar a 8 familias sirias.

Tu aportación tiene beneficios fiscales. Podrás desgravarte hasta un 75% de tu donación.

Necesitamos ayuda de emergencia

El aumento de la violencia entre los grupos armados en las últimas semanas ha retrasado la ayuda de emergencia en algunas áreas, incluyendo la distribución de tiendas de campaña y mantas a las familias que quedaron sin refugio a temperaturas bajo cero.

El conflicto en toda Siria ya ha obligado a un gran número de personas a huir hacia Idlib, en el noroeste del país. Casi la mitad de la población de 3 millones ha sido desplazada al menos una vez y la provincia es el hogar de una de las concentraciones más densas de desplazados internos en el mundo, con un total de 317 campamentos.

inundacion siria
Dormimos en el suelo, hace mucho frío por la noche. Cuando llegó la lluvia trasladamos nuestras tiendas a tierras más altas e hicimos fuego, pero todo se inundó.
Maher, 10 años.

Las condiciones en los campamentos y asentamientos donde viven los niños desplazados son miserables, con familias que sufren temperaturas bajo cero sin la protección más básica. Los niños con desnutrición y los más pequeños son particularmente vulnerables a las enfermedades y dolencias de este clima. En los centros de salud del área en los que estamos presentes, a menudo vemos enfermedades que aparecen en condiciones de vida insalubres y de hacinamiento, como infecciones de oídos, ojos y vías respiratorias. Los casos de anemia también son comunes, debido a que los niños y las mujeres embarazadas no tienen acceso a alimentos nutritivos.

El aumento reciente de la violencia en Idlib es preocupante y ha tenido un impacto inmediato en la población más vulnerable. La zona desmilitarizada establecida el año pasado por los gobiernos de Turquía y Rusia a lo largo de la línea del frente en Idlib ha impedido una gran ofensiva militar, y es vital que este acuerdo se aplique plenamente. Cualquier escalada en el conflicto llevará a que miles de familias más se vean obligadas a huir.

La situación en Líbano

En el vecino Líbano, los refugiados sirios están sufriendo las bajas temperaturas y las primeras grandes tormentas de nieve del año, con alrededor de 50.000 personas viviendo en asentamientos informales que podrían verse afectados además por inundaciones. Nuestros compañeros están en terreno en Líbano y ayudan a las familias a resistir las duras condiciones. Con el apoyo de los socios locales, estamos llevando ayuda de emergencia para reforzar los refugios y paliar los efectos de las inundaciones.

En los próximos días tenemos previsto distribuir más de 1.000 mantas, colchonetas y sábanas de plástico, así como 300 kits de higiene que incluyen jabón, pasta de dientes, cepillo de dientes y toallas sanitarias.


Pedimos el fin ante esta situación

La crisis de Siria está en su octavo año, y la situación humanitaria es peor que nunca en muchas áreas. Ahora mismo hay más de 13,1 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria con urgencia y más de la mitad de la población del país ha sido expulsada de sus hogares. Save the Children apoya un amplio número de programas en Idlib, que incluyen escuelas, instalaciones médicas, protección infantil y asistencia de emergencia.

Por eso exigimos a la Unión Europea que se comprometa con la infancia siria y defienda sus intereses y derechos en todas las reuniones y negociaciones que se siguen celebrando sobre el conflicto de Siria. Esta guerra debe terminar.

pide el
fin de la guerra

Únete, firma nuestra petición

89.860 personas ya han firmado.
Ayúdanos a llegar a 100.000.
Nueve dígitos. No utilices espacios