Image
Salwa e Issa, niños en Siria

La historia
de Salwa e Issa

  

Azzam es padre de tres hijos, Salwa, de 6 años, Issa, de 3, y Murad, de 14 meses. Es originario de Hama, en Siria. Él y su familia se vieron obligados a huir a Idlib (Siria) después de que el conflicto se intensificara y llegara casi a la puerta de su casa.

Después de llegar a Idlib, Azzam tomó una decisión drástica para salvar la vida de sus hijos. Decidió refugiarse en una cueva, y pasaron allí seis años. Se trataba del refugio más seguro que pudo encontrar.

Cuando conocimos su caso, Azzam y sus hijos ya habían salido de la cueva y  estaban en un campamento de refugiados cerca de Idlib. La escasa exposición a la luz natural provocó problemas de visión a los tres hermanos. Azzam trabajaba en la construcción, pero en Idlib no tenía trabajo y no podía pagar las cirugías requeridas por sus hijos.

Desde Save the Children apoyamos a los niños para obtener una evaluación médica que concluyó que tanto Salwa como Issa necesitarán cirugía. Gracias al apoyo de nuestros socios y socias, cubrimos todos los gastos para el diagnóstico y los tratamientos de los menores, incluidos medicamentos y gafas. También le dimos a la familia suministros para el hogar y alimentos.

El progreso de Salwa e Issa está siendo monitoreado y ya han mejorado muchísimo. Han vuelto a recuperar la visión.

Nuestro trabajo en Siria

En Siria, millones de niños y niñas dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir. Nuestros equipos en lugares de conflicto armado atienden de forma integral a niños, niñas y familias.

En nuestros campamentos en Siria para personas desplazadas internamente llevamos a cabo sesiones de higiene y actividades educativas y lúdicas, talleres de sensibilización sobre la importancia de la lactancia materna y, asimismo, brindamos asesoramiento y apoyo psicosocial y repartimos suministros esenciales. Estas actividades se realizan en más de 50 ubicaciones, incluidos 12 campamentos y múltiples áreas de difícil acceso en el noroeste del país.

Actualmente estamos trabajando para ampliar nuestra atención mediante la distribución de alimentos y artículos para afrontar el frío del invierno y poder así proteger a niños y niñas refugiados y desplazados.

Distribuimos kits de comida (atún, garbanzos, pasta, conservas...) y kits de invierno (abrigos, botas, calcetines gordos, mantas...) para los niños y las niñas.