Image
Educación en valores infantil, primaria, segundaría

Las etapas clave de la Educación en valores:
Infantil, Primaria y Secundaria

La importancia de formar personas comprometidas

¿Qué es la educación en valores?

Cuando pensamos en la educación, siempre nos preocupamos por las materias relativas al aprendizaje y la enseñanza convencional. Es fundamental que, dentro de estos aprendizajes tradicionales, esté también la educación en valores, durante todas las etapas del desarrollo de los niños, niñas y adolescentes.

La educación en valores (Infantil, Primaria y Secundaria son los tres ciclos donde se empieza a trabajar), se refiere a una serie de técnicas para que los estudiantes aprendan valores cívicos y de respeto a los demás, y que les ayuden a ser personas responsables, libres y comprometidas con la sociedad en la que viven.

Apostar por la educación en valores significa tener buenas probabilidades de tener una sociedad más ética, con personas más involucradas con la comunidad, el medio ambiente y que sean más empáticas con los demás.

Educación en valores en la etapa infantil

Durante la etapa de educación infantil, especialmente de dos a cinco años, los niños y las niñas tienden a experimentar y a tener mucha imaginación y creatividad. Es fundamental, en esta fase en la que están explorando y tienen dudas sobre el mundo que acaban de descubrir, que el educador sea capaz de favorecer la colaboración mutua entre los niños y niñas implicados.

En este sentido es esencial, desde las primeras fases del proceso educativo, que se dote a los niños y niñas de conocimientos para que empiecen a relacionarse entre sí y puedan aprender las normas fundamentales de convivencia. En esta etapa tienen que aprender respetarse y ajustarse a su nuevo entorno.

Educación en valores en la etapa de Primaria

Cuando hablamos de valores nos referimos especialmente a valores éticos. Esto conlleva fomentar en los niños y las niñas procesos que ayuden a socializar, formarles premiando las actitudes más cívicas. Las actividades a llevar a cabo para favorecer la educación en valores tienen que tener en cuenta cuales son las virtudes que queremos desarrollar para los ciudadanos y ciudadanas del mañana.

El dialogo es la clave para favorecer la creatividad, la capacidad de tomar decisiones autónomas y la promoción entre la infancia de la capacidad de cambiar su entorno. Como decía Eglantyne Jebb, fundadora de Save the Children, “cada generación de niños y niñas ofrece a la humanidad la posibilidad de reconstruir al mundo de su ruina”.

Educación en valores en la Educación Secundaria

Durante la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), los jóvenes entre 12 a 16 años se forman para tener conocimientos culturales fundamentales para su evolución y estudios superiores posteriores  o para acceder al mercado laboral.

En este caso, la educación en valores se tiene que trabajar también de forma indirecta y transversal, en cada una de las materias del programa formativo. Este aspecto se debe aque los alumnos y alumnas experimentan en su día a día la importancia que los valores tienen para la sociedad de mañana de la que serán protagonistas. En la etapa de la ESO entra en juego el papel fundamental del centro educativo y del proyecto que éste decida implementar para su alumnado.

 

Está claro que la educación en valores permite desarrollar propuestas para una sociedad más cívica y humana. Se trata de dar a niños, niñas y adolescentes las herramientas para favorecer su ética y  predisposición a trabajar buscando el acuerdo.