Leche materna para sobrevivir en Haití

26 Enero 2010

Tras una emergencia como la sufrida por Haití a causa del terremoto del pasado 12 de enero, los niños, niñas y recién nacidos son muy vulnerables, con el riesgo de sufrir diarrea, neumonía y malnutrición. Pero las madres pueden tomar medidas sencillas para proteger la salud de sus bebés alimentándoles exclusivamente con lactancia materna. La lactancia materna proporciona nutrientes esenciales y fortalece el sistema inmunitario de los bebés, protegiéndoles de otras enfermedades.

Estos días, nuestros compañeros del equipo de salud están recorriendo las calles y los improvisados campamentos para promocionar la lactancia materna entre las nuevas madres en Haití y asegurar así la protección de los supervivientes más jóvenes y vulnerables al devastador terremoto del 12 de enero.

Llegando al último rincón a través de la radio

Somos conscientes del papel de la radio a la hora de difundir los mensajes entre las comunidades. Por eso, hemos traducido mensajes con recomendaciones sanitarias al Creole que se están difundiendo actualmente en las emisoras de radio locales. También estamos facilitando este tipo de comunicación a otras organizaciones de salud que trabajandcon las comunidades locales afectadas por la emergencia. Nuestro personal sanitario en Haití traducirá en los próximos días más mensajes para mantener a los niños sanos tras el terremoto y se coordinará con las comunidades para diseminarlos.

Al mismo tiempo estamos formando a matronas, trabajadores sanitarios y educadores nutricionales para proporcionar atención a las nuevas madres en los campamentos improvisados de Puerto Príncipe, Legane y Jacmel.

Mensajes de salud, mensajes de supervivencia

Los mensajes animan a las madres a alimentar a sus bebés mediante lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses y continuar con la lactancia materna hasta que cumplan dos años. Se recomienda a las madres agua, leche de continuación o leche en polvo, ni ningún otro alimento sólido o líquido durante los primeros 6 meses de vida por el riesgo de diarrea, una de las principales causas de mortalidad infantil en el mundo, y el riesgo de malnutrición, que deja a los bebés en riesgo de contraer otras enfermedades.

Las madres pueden no ser conscientes de los riesgos tienen que la leche de continuación y otros suplementos. La utilización de agua contaminada, biberones o tazas no esterilizadas pueden causar que el bebé enferme de diarrea, lo cual puede acabar con su vida. Esperamos que las madres haitianas escuchen nuestros mensajes y alimenten a sus hijos con lactancia materna. También estamos sugiriendo a las madres que busquen apoyo y consejo en organizaciones como Save the Children si están teniendo problemas dar lactancia materna a su bebé.

Esta campaña busca también hacer desaparecer los mitos que disuaden a las madres de alimentar a sus hijos con lactancia materna, entre ellos que el estrés y la falta de una buena alimentación pueden causar que la madre produzca leche de mala calidad o no produzca leche. Por el contrario, se anima a las madres a que alimenten a sus bebés más a menudo lo cual produce más leche para el bebé.

Incluso antes del terremoto, las tasas de supervivencia de los niños y niñas Haitianos eran las peores del Hamisferio Oeste. Casi 1 de cada 10 niños perdía la vida antes de los 5 años por enfermedades tratables o prevenibles como la diarrea o la neumonía.

Trabajamos en Haití desde 1978 y actualmente tiene a más de 200 personas trabajando en el país.