ley de violencia:
¿y ahora Qué?

  

Como probablemente sepas, en Save the Children llevamos años luchando para que en España tengamos una legislación que proteja de manera integral a niños, niñas y adolescentes frente a todas las formas de violencia. Lo que empezó como una recomendación del Comité de Derechos del Niño en 2010, ha ido tomando forma y, gracias al trabajo que hemos hecho con el Gobierno y todos los grupos políticos, así como al apoyo de la opinión pública.

El pasado 28 de diciembre el Consejo de Ministros aprobó el Anteproyecto de Ley para la Protección Integral de la Infancia y Adolescencia frente a la Violencia. Pero con el adelanto de elecciones, el proceso se ha paralizado, haciendo imposible que se apruebe en esta legislatura.

Próximos pasos en la Ley de Violencia contra la infancia

Este anuncio, hecho por el propio Presidente, supuso un paso importante en la lucha contra la violencia, así como el cumplimiento del compromiso adquirido públicamente por el gobierno de aprobar el anteproyecto antes del final de 2018.

Además, durante el periodo de Audiencia Pública en el mes de Enero conocimos parte del contenido del anteproyecto. Este anteproyecto incluía cuestiones exigidas por la sociedad civil tales como: 

  • el aumento del plazo de prescripción de los delitos más graves cometidos contra niños y niñas
  • la obligatoriedad de los protocolos de prevención y protección frente a la violencia en escuelas y centros deportivos
  • el refuerzo del deber de comunicación de actos de violencia
  • la obligatoriedad de grabar un único interrogatorio al menor víctima de un delito como prueba para evitar su revictimización en el juicio

Estas cuestiones van en línea con las recomendaciones hechas por la sociedad civil. Otras medidas como la especialización de uno de los adjuntos del Defensor del Pueblo en materia de infancia, el establecimiento de nuevos delitos cometidos por internet y que tienen a los menores como víctimas principales, o la creación de un responsable de protección en los centros escolares, iban incluso más allá de lo demandado por las organizaciones de infancia. 

El Anteproyecto de Ley, sin embargo, no se había tramitado como urgente, lo que supuso que los plazos no se acortasen. En su momento calculamos que la Ley podría entrar en el Congreso a mediados de abril. También pudimos comprobar que había grandes ausencias en la ley (juzgados especializados, educación afectivo sexual en el currículo escolar desde edades tempranas, medidas de protección específica a menores especialmente vulnerables…)

Sin embargo, con el adelanto de elecciones la situación ha cambiado radicalmente. Es imposible que el texto entre a las Cortes antes de su disolución (el 5 de marzo), por lo que el texto, se finalice o no, quedará “abandonado” en el Gobierno cuando tengan lugar las elecciones.

Corremos un terrible riesgo: que la ley quede olvidada en la nueva legislatura, que quede guardada en un cajón, que la falta de voluntad política provoque que los niños y niñas continúen desprotegidos ante la violencia.

Una ley que sí es urgente, más que nunca

Por eso, ahora más que nunca, debemos seguir presionando a los líderes de los partidos políticos, debemos seguir luchando por la ley.

Desde Save the Children exigimos a todos los partidos que se comprometan a que la Ley de Violencia sea la primera que se tramite en la nueva legislatura, gobierne quien gobierne. Pedimos que desde el Gobierno o desde el Congreso, se comprometan a continuar con el trabajo realizado hasta ahora por los gobiernos previos y la sociedad civil en esta ley para dar una respuesta urgente a las víctimas de la violencia contra la infancia en nuestro país.

Debemos seguir luchando por la ley

Hemos avanzado mucho, pero aún queda mucho por hacer. Nos mantendremos vigilantes e intentaremos que todos los implicados (Gobierno, Congreso, Partidos Políticos), cumplan con sus compromisos, para, antes de que acabe el año, los niños, niñas y adolescentes de nuestro país estén realmente protegidos frente a la violencia. 

No podemos quedarnos de brazos cruzados, no podemos desesperar. Necesitamos seguir luchando por la ley, y seguimos necesitando vuestro apoyo y vuestra fuerza.

Firma contra la violencia infantil

acabemos con la violencia
contra la infancia

Únete, firma nuestra petición

Nueve dígitos. No utilices espacios