Acto de calle en Bruselas: la mirada de una niña siria víctima de la guerra

llevamos a bruselas
el horror de la guerra siria

 

 

En total, 420 millones de niños y niñas de todo el mundo viven en zonas de guerra. Se trata de la cifra más alta de los últimos 20 años. De todos ellos, 142 millones lo hacen en las denominadas “zonas de guerra de alta intensidad”, es decir, aquellas en las que los enfrentamientos provocan más de mil muertes al año.  

Con motivo de la III Conferencia de la UE sobre el futuro de Siria, instalamos el pasado 12 de Marzo el dibujo a gran escala de una niña siria víctima de la guerra frente a la Comisión Europea para denunciar que 4 millones de niños y niñas sirios solo conocen la guerra #NoALaGuerraContraLaInfancia.

Una guerra que está durando más que la Segunda Guerra Mundial

La guerra de Siria cumplirá ocho años el próximo día 15 de marzo. Este conflicto que ha provocado el desplazamiento de 6,2 millones de personas dentro de Siria y 5,6 millones de refugiados ha durado más que la Segunda Guerra Mundial. 

Siria es uno de los 10 países más peligrosos para los niños y niñas. Aproximadamente 11,7 millones de personas en Siria necesitan ayuda humanitaria de forma urgente

Así lo revela nuestro último informe "No a la guerra contra la infancia" que también apunta a Afganistán, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Irak, Mali, Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen como los lugares donde la infancia es más castigada.

Desde Save the Children denunciamos que en estos países se está librando una auténtica guerra contra los niños y las niñas: los datos indican que hay 5 menores asesinados por cada soldado muerto en combate.

Millones de niños y niñas están perdiendo su infancia

La guerra en Siria ha provocado que millones de personas se hayan visto obligadas a huir de sus hogares, vivir en el terror y millones de niños y niñas hayan perdido su derecho a la educación. Es decir más de la mitad de su población. 

El dibujo que hemos traído hoy a Bruselas representa la cruel y dura realidad de los millones de niños y niñas afectados por esta guerra contra la infancia

Los niños y niñas viven con un estrés permanente fruto de la violencia e inseguridad de la guerra que tienen que vivir día tras día, y el resultado de haber vivido traumas psicológicos que ningún niño ni niña debería haber vivido: violencia física y sexual, la muerte de familiares, el no tener un hogar donde sentirse seguro... Este constante estrés tiene un efecto devastador en su bienestar y sus consecuencias son a veces irreversibles. 

Más de la mitad de los niños y niñas viven en áreas sin acceso a los servicios básicos y a la ayuda humanitaria, alrededor de 2,1 millones de menores en la región no asisten al colegio y un tercio de las escuelas han sido ocupadas o utilizadas para fines militares. 

Testimonio de Rania Malki, CEO de Save the Children Jordania

Los niños y niñas viven con un estrés tóxico, producido por la violencia y la inseguridad de la guerra, que tiene un efecto devastador en su bienestar; muchos otros tienen traumas psicológicos tras haber sido víctimas o haber presenciado violencia física y sexual e incluso la muerte de sus familiares.

Rania Malki, Directora General de Save the Children Jordania

¿Qué pedimos?

Hemos puesto en marcha la campaña #NoALaGuerraContraLaInfancia para pedir que nuestro país suspenda de manera inmediata las transferencias de armas a países en guerra.

Pedimos a los líderes europeos que se comprometan con la infancia siria y que defiendan sus intereses y derechos en las reuniones y negociaciones de la Conferencia. España debe comprometerse a liderar una respuesta centrada en la protección de la infancia tanto dentro como fuera de Siria, a priorizar y aumentar la inversión destinada a garantizar la recuperación de los niños y niñas afectadas por el conflicto, y a apoyar soluciones duraderas para la infancia siria, incluyendo la integración social y el reasentamiento.

Es muy probable que esas armas y equipos militares, que desde España vendemos a las partes implicadas en un conflicto como el de Siria, sean utilizados en ataques deliberados contra la infancia

Andrés Conde, Director General de Save the Children
Noura tiene 15 meses y sufre de desnutrición severa

di no a la guerra
contra la infancia

Hazte socio ahora. Elige tu cuota
Cantidad mensual

Das un kit de invierno a 4 niños.

Das un kit de invierno a 7 niños.

Das un kit de invierno a 9 niños.

Cantidad puntual

Tus cuotas de socio tienen beneficios fiscales. Podrás desgravarte hasta un 80% de tu donación.

Cómo estamos ayudando a los niños y niñas sirios

En Save the Children llevamos trabajado en Oriente Medio desde hace décadas. En julio de 2012 desplegamos nuestros equipos de emergencia para llevar a cabo intervenciones humanitarias en Jordania, Líbano, Iraq, Egipto y Siria

Nuestra respuesta actual se encuentra tanto dentro de Siria como en los países cercanos para intentar satisfacer las necesidades básicas de los refugiados. Nuestra intervención se basa principalmente en los siguientes puntos:

  • Una educación para ofrecer seguridad, estabilidad y normalidad: La vida de los niños que han huido de Siria ha cambiado totalmente. Para quienes aún permanecen en el país la situación es extremademente difícil. Siria ha sido es escenario de la mitad de los ataques a escuelas que han tenido lugar los últimos 6 años y tiene una de las tasas de escoralización más bajas del mundo.
     
  • Protección para que los niños y niñas sirios se recuperen cuanto antes: Los niños necesitan urgentemente ayuda especializada y protección para poder recuperarse de las secuelas psicológicas y emocionales. Han sido testigos de mucha violencia, han presenciado la muerte de familiares o amigos, y cambios de domicilio. En nuestros espacios seguros se imparte una educación no formal mediante actividades de ocio y tiempo libre.
     
  • Programa de salud y nutrición en los campos de refugiados de Jordania: La falta de acceso al sistema sanitario y alimentación adecuada hace que los niños se encuentren entre los grupos más vulnerables. En Egipto y Siria contamos con una campaña de vacunación de Hepatitis A y polio respectivamente. En el norte de Siria contamos también con centros médicos, tanto de atención primaria y centros especializados en partos con atención las 24h. 
     
  • Refugio y distribución de mantas y ropa de invierno: Durante el invierno las temperaturas descienden a bajo cero en toda la región y los refugiados tienen que enfrentarse a esta situación con poco equipamiento (ropa inadecuada, escasez de mantas, calefactores o refugio adecuado). 
     
  • Seguridad alimentaria y medios de vida: Para los refugiados sirios, conseguir algo que comer no siempre es una tarea sencilla, por eso repartimos mensualmente alimentos en el campo de Za'atari. En Líbamo estamos ejecutando un plan de "dinero por trabajo" donde las familias tienen la oportunidad de volver a estar activos y apoyar sus comunidades. También trabajamos con transferencias de efectivo y en el norte de Siria con proyectos de agricultura para que las familias puedan equiparse y conseguir semillas para autoabastecerse.
     
  • Agua y campañas de promoción de la higiene personal: Es imprescindible mejorar las condiciones de sanidad, higiene y agua que reciben las familias y los niños para evitar la transmisión de enfermedades. Distribuimos kits de higiene, instalamos letrinas y en Siria estamos trabajando en reconstruir los sistemas de agua, llevar agua potable y mejorar el gasto de agua