Los efectos de la sequía en Etiopía

Más de 4,6 millones de niños se enfrentan a la hambruna por una sequía sin precedentes provocada por El Niño.

11 Noviembre 2015

Cerca de 5 millones de niños están en riesgo de hambruna como consecuencia de una de las peores crisis alimentarias en Etiopía provocada por una sequía que se ha producido en las regiones que generalmente son más verdes y productivas. Esto es uno de los peores desastres naturales que se encuentran en la historia reciente.

350.000 niños ya sufren desnutrición severa, una enfermedad que si no se trata, puede causar retrasos en el crecimiento, tanto a nivel físico como mental, y en el peor de los casos, la muerte.

La sequía de este año, causada principalmente por El Niño, ha afectado directamente a 8,2 millones de etíopes en una extensa área del tamaño aproximado de Reino Unido, creando una situación de inseguridad alimentaria y haciéndoles dependientes de la ayuda alimentaria del gobierno y otras organizaciones de ayuda internacional. Los grandes avances logrados en la seguridad alimentaria, educación y salud a lo largo de los años que llevamos trabajando en este país, están en peligro.

Las lluvias no han llegado a principios de año, lo que se ha juntado al verano y ha tenido un efecto devastador en la cosecha en Etiopía. Familias enteras han perdido sus fuentes de ingreso y el suministro de alimentos, dejando las vidas de millones de persona, en particular la de los niños, pendiendo de un hilo.

Tobia Mohammed tiene 38 años y dos hijos. Ella vive en Bale Zone, en Etiopía. En esa zona, la fuente de agua está completamente seca y las mujeres con sus hijos tienen que hacer un viaje de ida y vuelta de 9 horas andando para llegar a la fuente más cercana. Esto hace que todo tenga que ser paralizado. Desde el cuidado de los animales, hasta la escuela. Las administraciones locales estiman que cerca de la mitad de las escuelas están cerradas por la sequía.

La sequía que se está viviendo en Etiopía está deteriorando la situación de forma alarmante. La meteorología que suele ser habitual en la zona no se ha cumplido este año. Las lluvias han empezado tarde y han terminado antes de lo normal. En concreto, estas lluvias son importantes para la producción de la cosecha belg, la segunda más importante del país y la que permite que se siembre la cosecha meher, la primera del país que suele comenzar en octubre. No ha llovido lo suficiente por el efecto de El Niño, cuyas consecuencias son las peores que ha vivido la zona en los últimos 20 años y ha afectado a la disponibilidad de agua y pastos. Esto ha hecho que las cosechas sean peores y que el ganado haya migrado fuera de estación, incluso que haya muerto. El resultado es una situación de inseguridad alimentaria, no hay alimentos suficientes, y por tanto, la desnutrición ha aumentado considerablemente.

Se realizó un examen de la situación de la sequía a mediados e año y se estima que hay 1.6 millones de personas más que están en situación inseguridad alimentaria frente al año 2014. Esto hace un total de 4,5 millones de persona. El 60% de los afectados son niños. Por eso se ha preparado un plan que pretende mitigar los efectos de la sequía. El gobierno etíope va a realizar una inversión de cerca de 175 millones de euros, una movilización sin precedentes, pero que no es suficiente para detener esta situación y hacer que no empeore.

La situación va a empeorar antes de mejorar. Ahora nos enfrentamos a unas cosechas insuficientes en todo el país. La próxima cosecha, que seguro será pequeña, no se espera hasta junio de 2016"
Sohn Graham, direcor de la oficina de Save the Children en Etiopía

El gobierno etíope está haciendo todo lo posible para responder, desviando fondos que estaban presupuestados para la construccion de carreteras. Pero esa inversión no es suficiente, los donantes internacionales también debemos aportar más para poder llegar a las personas afectadas por esta grave sequía que deja a los niños, una vez más, vulnerables.

En Save the Children estamos trabajando en más del 70% de los distritos afectados. Nos encargamos de suministrar alimentos, agua, medicinas y el apoyo que necesitan las familias que han perdido sus ingresos. Estamos también formando a los trabajadores sanitarios de la comunidad para que puedan tratar la desnutrición y apoyando a las familias que han perdido todo y no cuentan con suficientes medios de vida gracias al programa "dinero por trabajo".

Ayúdanos a seguir llegando donde más se necesita. Haz una donación.

DONA AHORA