ciclón Idai:

LOS PELIGROS DEL CÓLERA

Cólera: el nuevo peligro para los niños y niñas de Mozambique

 

 

El ciclón Idai en Mozambique ya ha provocado una de las emergencias climáticas más graves de los últimos tiempos.

Más de 700 personas han muerto, casi un millón de niños y niñas están afectados y unas 400.000 personas han perdido sus hogares.

Casas, caminos y puentes han sido arrasados y las tierras agrícolas están completamente sumergidas. Las carreteras y puentes están destruidos, lo que dificulta el acceso de muchas personas a la ayuda humanitaria.

Más de 6.000 bebés nacerán este mes en las áreas afectadas por el ciclón Idai, que continúan sin agua potable, con un alto riesgo de contraer enfermedades como el cólera o la malaria.

Los niños y niñas son siempre los más vulnerables y tienen mayor riesgo de verse afectados por estas enfermedades.

Mozambique: los primeros afectados son los niños y las niñas

Ana tiene cuatro años y tiene la suerte de estar viva después de que el ciclón Idai se llevara su casa, la destruyera totalmente y dejara a su familia sin nada. Buscaron refugio en otro edificio, pero el techo se derrumbó sobre ellos.

Ana y su familia ahora viven en un campamento temporal establecido por el consorcio COSACA del que formamos parte junto a otras organizaciones.

el cólera se puede extender sin control 

  • Afecta especialmente a los niños y niñas. La mitad de los muertos por cólera en todo el mundo son niños menores de cinco años. Las mujeres embarazadas y lactantes también son especialmente vulnerables. Hemos desplegado en Mozambique nuestra Unidad de Salud de Emergencia formada por médicos y expertos.
  • Cuando un menor se contagia puede morir a las pocas horas. Trabajamos contrarreloj para que esto no pase. La vacunación ayuda a la prevención. Una vez contagiados, los niños y niñas requieren un tratamiento rápido con líquidos y antibióticos.
  • Acceso a agua potable y jabón. Esto es fundamental para controlar la transmisión del cólera. Estamos repartiendo en Mozambique kits básicos de higiene y tabletas de purificación de agua para que los niños y niñas puedan acceder a agua potable, limpia y segura
  • Faltan médicos. Mozambique tiene un médico para 60.000 personas en áreas rurales. En comparación, en Europa hay un médico por cada 300 personas.
  • La importancia de los fondos. Estamos atendiendo a los menores y sus familias. Hemos construido tiendas de campaña y repartido mantas y lonas a la población que lo ha perdido todo. 

LOS NUEVOS PELIGROS PARA LOS NIÑOS Y NIÑAS SUPERVIVIENTES

Las enfermedades no son el único peligro para los niños y niñas que han sobrevivido al ciclón. Muchos están solos y corren el riesgo de ser víctimas del tráfico de personas, la violencia física o sexual y el matrimonio forzoso. Estamos identificándoles para reunirlos con sus familias lo antes posible.

También hemos establecido espacios amigables para la infancia para proporcionar un lugar seguro a los niños y niñas y ayudarles a superar esta situación traumática.

Llevamos 36 años trabajando en Mozambique con 200 profesionales sobre el terreno, gracias a esto, disponíamos de suministros preposicionados que han permitido que la primera ayuda llegue muy rápidamente.

Formamos parte del consorcio COSACA, junto a otras organizaciones y estamos trabajando en estrecha coordinación con el Gobierno de Mozambique y el Instituto Nacional de Gestión de Desastres para apoyar a los niños y las niñas afectados por el desastre.

Faizal, 10 años. El ciclón se llevó su casa.

Faizal tiene 10 años y va todos los días a uno de nuestros espacios seguros en Beira, Mozambique. El ciclón se llevó su casa, sus juguetes, sus recuerdos... Sus padres nos han contado que la catástrofe le ha afectado psicológicamente: moja la cama, tiene pesadillas y muestras síntomas de ansiedad.

Le pedimos que dibujara su casa antes y después del ciclón. Estas imágenes muestran claramente el impacto que ha tenido en su vida, su presente y su futuro. 

¿Qué estamos haciendo para ayudarles?

Estamos distribuyendo suministros de emergencia como alimentos, mosquiteras y tiendas de campaña y hemos establecido varios espacios seguros para que los niños y niñas puedan recuperarse del trauma que han vivido en un ambiente seguro. También tenemos unidades móviles de salud y emergencias para llegar a zonas de difícil acceso y ofrecer atención médica en cualquier lugar.