"Mi madre me ha pillado enviando fotos desnuda, no sé por qué lo hago"

11 Febrero 2015

Mentía a mi madre para no ir al instituto, porque sabía que a la entrada o a la salida me podrían pegar como ya han hecho con algún que otro compañero. Una vez en clase me mandaron una notita en el que decía que mirara a un compañero… éste me enseñó una navaja”

David*, 12 años

David* es un niño de 12 años que sufre el acoso de sus compañeros en clase y a través del móvil. Cuando su madre lo descubrió, decidió no volver a llevarlo a clase hasta que se solucionara su situación.

Tengo miedo de que cumplan alguna de las amenazas. También temo pueda caer en una depresión y se suicide. Sé que es algo muy extremo, pero hoy en día se escuchan tantos casos que a una ya me da miedo todo”.

Madre de David*

Como David, el 37% de los menores de edad en España sufre algún tipo de ciberacoso, según un informe publicado en 2012 por Microsoft. De ese 37%, un 17% admite recibir un trato poco amistoso, un 13% dice ser objeto de burla y un 19% dice ser insultado.

Baja percepción del riesgo entre menores de edad ante el ciberacoso  

A pesar de que, según el mismo estudio, la mayoría de los padres y madres hablan habitualmente con sus hijos sobre los riesgos de Internet (un 71%), les enseñan cómo navegar de forma segura (un 60%) y controlan el uso que hacen sus hijos del ordenador (un 67%), Save the Children alerta sobre la baja percepción de riesgo de los menores con respecto a algunas conductas que tienen lugar a través de internet o de las redes sociales.

Según un estudio publicado en 2013 por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, el 28% de los adolescentes no considera una conducta de riesgo el responder a un mensaje en el que les insulten, 1 de cada 4 colgaría una foto suya que sus padres no autorizarían y el 50% de los chicos y el 26% de las chicas no consideran peligroso quedar con un chico o una chica que hayan conocido por Internet.

El problema no es Internet sino el uso que se hace él. Conocer sus riesgos es fundamental para que tanto los profesionales, las familias y los propios menores puedan actuar ante el ciberacoso. Además, es necesario crear una toma de conciencia social que no permita ni promueva las conductas de ciberacoso.

Las chicas adolescentes, especialmente vulnerables  

La madre de Marta, de 14 años, descubrió que su hija estaba enviando fotos desnuda a adultos a través de una red social. Tras denunciarlo a la policía, cuatro pederastas han sido detenidos, pero ella se siente hundida y fracasada como madre.

No sé qué hacer, tengo mucho miedo. Tengo miedo de que vaya sola por la calle. Tengo miedo a que no sepa decir que no a determinadas cosas. Tengo miedo, tengo miedo…”.

Marta ha dejado de ir a clase porque la historia se filtró y le da mucha vergüenza.

Mi madre me ha pillado enviando fotos desnuda a un montón de chicos, no sé porque lo hago porque a mí no me gusta mi cuerpo, creo que lo he hecho porque no tengo personalidad. Estoy mal por el disgusto que he dado en mi casa y por el estado en el que está mi madre y por el jaleo en el que me he metido, no tengo personalidad pero sé que la conseguiré”

Marta*

De las jóvenes que han sido víctimas de acoso a través de las nuevas tecnologías, el 62% asegura haber recibido mensajes con insultos, el 36% ha recibido algún mensaje que les ha hecho “sentir miedo”, el 14,7% han recibido algún mensaje para presionarlas a participar en actividades de tipo sexual y hasta un 16,6% de las jóvenes asegura que han visto difundidas imágenes suyas comprometidas o de carácter sexual sin su consentimiento, según datos de la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género.

Recomendaciones

Pedimos un compromiso político para aprobar una Estrategia Integral frente a todas las formas de violencia contra la infancia, incluyendo la que se ejerce a través de las tecnologías de la información y la comunicación. Esta estrategia debe establecer medidas de prevención de la violencia contra la infancia, medidas de protección - poniendo al alcance de los menores vías de denuncia accesibles - y facilitar mecanismos de restitución de derechos y de reparación del daño.

Pedimos una Ley integral contra todas las formas de violencia hacia los menores, entre ellas el ciberacoso, que establezca pautas claras a la hora de intervenir y una respuesta legal adecuada a estos casos, con medidas especiales para proteger a la víctima. Puedes firmar aquí.

FIRMA AHORA