Mozambique

Vidas a salvo
6 meses después de Idai

Simon niño Mozambique

  

En varias ocasiones te hemos hablado de la delicada situación que se vive en Mozambique y de lo importante que ha sido tu ayuda para llegar a niños y niñas que estaban expuestos a contraer enfermedades después de que el ciclón Idai arrasara con varias zonas del país.

Seis meses después de aquel dramático 15 de marzo de 2019 la situación está mejorando lentamente. Desde Save the Children seguimos ofreciendo a la población soporte médico a través de nuestros centros sanitarios móviles, de manera que diagnosticamos y tratamos las enfermedades a tiempo.

Hoy nos gustaría contarte la historia de Albertina y de su pequeño Simon, para que sepas y entiendas lo importante que es seguir protegiendo a los niños y las niñas más vulnerables en Mozambique.

La historia de Albertina y Simon

Después del paso del ciclón Idai, Albertina, de 33 años, se refugió con sus 5 hijos en la provincia de Manica, en el oeste de Mozambique. Durante el ciclón y las inundaciones que siguieron, ella y su familia perdieron la mayoría de sus pertenencias, incluyendo ropa y comida. También perdió todos sus animales y sus cultivos, perdiendo así sus medios de vida.

En abril de 2019, un mes después del ciclón y las inundaciones, Albertina llevó a su hijo Simon, de 2 años de edad, a una de nuestras clínicas móviles porque había estado letárgico y febril. En la clínica, Simon dio positivo por malaria, uno de las enfermedades que más vidas se cobra entre niños y niñas menores de cinco años en Mozambique. Simon recibió tratamiento y ahora está completamente recuperado.

Nuestra aportación continua

Tu ayuda le ha dado al niño de Albertina y a más de 210.000 menores una posibilidad para recuperarse. El impacto del ciclón Idai ha afectado a más de 1.85 millones de personas en Mozambique, incluidos 900.000 niños y niñas.

Nuestra Unidad de Salud de Emergencia se ha implementado para proporcionar atención médica y salvar a niños, niñas y familias afectadas por el desastre. Equipos de médicos, enfermeras y farmacéuticos brindan servicios a través de nuestras clínicas móviles en algunas de las áreas más afectadas, donde las personas luchan para acceder a la atención médica.

Además, desde Save the Children le proporcionamos a las familias alimentos, carpas, mosquiteros y contenedores para almacenar agua potable.