Image

NI 4.700 EUROS NI PAGA MENSUAL
5 RAZONES POR LAS QUE EL DATO ES ENGAÑOSO

  

Desde hace más de un año, el término “MENA” ha sido desterrado del discurso de la protección de la infancia al haberse generalizado un uso despectivo que lo ha convertido en un estigma para muchos de los niños y niñas que han llegado a España sin la compañía de su familia ni ninguna persona mayor de referencia. La mayoría, huyendo de situaciones de extrema violencia, de la pobreza extrema y se ven relegados a la exclusión social.

Ese término se ha usado para deshumanizar a todos los niños y niñas solos que hay en nuestro país, y que necesitan de una protección adecuada por parte de todas las comunidades autónomas.

Pero ahora que la conversación gira en torno a este colectivo en necesidad de medidas de protección, analizamos los datos que se están viendo difundidos y lo que hay detrás del cálculo de los 4.700 euros.

¿Cuál es el coste real de los mal llamados MENA y cómo se calcula el dato de 4.700 euros por menor migrante sin referentes familiares?

1. Los menores extranjeros, al igual que los menores españoles, no reciben ese dinero a modo de paga

Como ya se ha publicado en distintos medios, ese dinero se está calculando en base a los costes de algunas organizaciones de acogida como la Fundación Diagrama y no se trata, en ningún caso, de una paga que llegue en efectivo al bolsillo de los menores, independientemente de su nacionalidad.

Como también fue desmentida una supuesta paga de 600 euros para menores extranjeros en 2019, el único dato real al respecto es que algunos de los centros proporcionan una asignación de entorno a 10 euros semanales para gastos personales.

2. La mitad de los menores con medidas de protección viven en familias

Según los datos de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, existen 3.709 menores (españoles y extranjeros) con medidas de protección dentro de la Comunidad de Madrid, el 51% de ellos viven en estos centros y el 49% en familias de acogida. Estos menores que viven en familias de acogida, no se incluyen en la difusión del cálculo del coste por menor que solo tiene en cuenta algunos centros de acogida en los 4.700 euros.

3. Solo un 7,2% de las personas con medidas de protección son menores extranjeros

Al dato anterior hay que sumar el hecho de que la mayoría de los menores de los centros de acogida son españoles. Dentro de las personas a las que la Comunidad otorga medidas de protección, (incluyendo a quienes viven en familias como a quienes viven en centros de acogida):

  • El 71,1% son españoles.
  • El 28,9% son extranjeros. De ellos, menos de la mitad, un 7,2% del total son menores de edad.

4. Se trata de un cálculo parcial que coge la excepción como la norma

Según fuentes de RTVE, el cálculo de los 4.700 euros se basa en una partida de la Fundación Diagrama Intervención Psicosocial con un programa para el acogimiento temporal de 16 menores durante un plazo de 6 meses.

Es decir, que se intenta calcular el coste de todo un colectivo de cientos de menores migrantes no acompañados, en base a un coste de 16 plazas de acogimiento temporal (durante medio año) destinadas a menores con necesidad de atención psicológica. Una equiparación que podría ser similar a calcular el coste de un menor nacido en España basándonos en el coste hospitalario de un grupo de neonatos con necesidad de asistencia médica adicional durante sus primeros meses de vida. Es decir, un dato que no es representativo de la totalidad.

5. Es engañoso hablar de partidas exclusivas de menores migrantes

Según asegura la propia Comunidad de Madrid, muchas veces los servicios prestados están asignados a otras partidas o son compartidos para menores tanto extranjeros como nacionales. Además, el coste por plaza tiene una horquilla muy amplia que puede variar incluso tras haberse formalizado el contrato, extendiendo los tiempos por un mismo presupuesto:

“Cada centro de acogida tiene unas características distintas, no es lo mismo un centro de primera acogida de 50 plazas que un piso de autonomía de ocho, y por tanto hay unos pliegos técnicos y económicos distintos, por lo que no se puede hablar de una cifra unitaria”, comentaba para Newtral la Asociación Diagrama, una de las entidades que trabaja con menores en la Comunidad de Madrid.

Desde Save the Children denunciamos cualquier comunicación que incite el odio hacia un colectivo con necesidades especiales de protección, como es el de niñas y niños migrantes que se encuentran en nuestro país sin un referente familiar. Se trata por lo tanto de una obligación legal de proteger a los menores en estas circunstancias, independientemente de su nacionalidad.

No es fácil para un niño o una niña dejar su hogar. El camino, por las distintas rutas por las que viajan hasta España y la situación que se vive en sus países de origen, es de un peligro extremo. Los niños migrantes que viajan solos hacia España lo hacen por varios motivos. Aunque principalmente están la violencia y la pobreza, todos tienen el sueño de encontrar un lugar donde construir su futuro. Sin embargo, a los obstáculos que se encuentran durante el viaje se suman los impuestos por Europa, que ha priorizado la seguridad de las fronteras por encima de la de las personas, independientemente de que sean adultos o niños. Leer más en el informe: Los más solos

 

Frente al discurso del odio, pedimos apoyo para los niños y las niñas migrantes

 
Image

apoya nuestro trabajo
con la infancia migrante

Hazte socio cambia sus vidas
Cantidad mensual

Taller de aprendizaje y bienestar emocional para 3 niños.

Taller de aprendizaje y bienestar emocional para 3 niños.

Taller de aprendizaje y bienestar emocional para 5 niños

Cantidad puntual

Tus cuotas de socio tienen beneficios fiscales. Podrás desgravarte hasta un 80% de tu donación.