Image
feminismo-huelga-8m.jpg

Nos unimos a la huelga feminista del 8 de marzo

Para Save the Children la igualdad de género no es solo un derecho humano fundamental, sino una base necesaria para un mundo pacífico, próspero y sostenible

La desigualdad de género es la causa raíz de muchas barreras para el desarrollo humano en todo el mundo y afecta de manera crítica la capacidad de las niñas y los niños para sobrevivir, aprender, y vivir una vida libre de violencia. En Save the Children creemos que es crucial y crítico abordar directamente la discriminación de género y promover la igualdad de género para asegurar, por un lado, que ninguna niña o niño sufran y, por otro lado, para garantizar el logro de nuestra visión: un mundo en donde cada niña y cada niño vea cumplido su derecho a la supervivencia, protección, desarrollo y participación.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, desde Save the Children queremos alertar del aumento de la violencia machista en adolescentes e insistir en la necesidad de aprobar una Ley contra todas las formas de violencia que sufre la infancia en España. Entre enero y octubre del año pasado un total de 365 menores fueron denunciados por violencia machista, según ha informado recientemente el Gobierno a raíz de una pregunta parlamentaria. Se trata de la cifra más alta de los últimos nueve años.  

Administraciones públicas, organizaciones sociales y profesionales del ámbito de la psicología, la educación o la justicia compartimos la misma preocupación por un aumento de la violencia machista contra las chicas adolescentes, desproporcionado en comparación con la población general. 

La violencia machista contra adolescentes es una forma de violencia doblemente grave porque tiene dos vertientes, la de género y la que se ejerce contra la infancia, y la respuesta debe estar centrada en la prevención. Por eso insistimos en la necesidad de una Ley que proteja a todos los niños y niñas frente a la violencia y que, con el fin de prevenir la violencia machista, contemple la inclusión de una asignatura obligatoria de educación sexual. Necesitamos escuelas que eduquen en la igualdad y en la no violencia, que no perpetúen los roles de género y que promuevan relaciones afectivas y sexuales igualitarias y seguras mediante una asignatura reglada de educación sexual en todos los niveles educativos. 

Los centros educativos deben contar con protocolos de detección e intervención ante toda forma de violencia, incluyendo la machista, y formación en prevención y detección para docentes sobre todas las formas de violencia que puedan sufrir sus estudiantes para poder prevenir y detectar cualquier caso de acoso, abuso, malos tratos o violencia machista.

Estas medidas preventivas están planteadas dentro de la Ley para la Erradicación de la Violencia contra la Infancia que, además, incluye una serie de medidas dirigidas a erradicar todos los tipos de violencia que sufren las niñas por el hecho de serlo, como la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado o la trata para la explotación sexual.

En www.losultimos100.org tenemos en marcha una campaña de recogida de firmas, que ya cuenta con más de 166.000 apoyos, para pedir que se apruebe esta Ley con urgencia.

Firma nuestra petición