‘Operación Triunfo’: ídolos contra el bullying

30 Octubre 2018

Artículo escrito por Álvaro Ferrer, técnico de incidencia política

Laura está viendo en directo el Canal 24 horas de OT en YouTube. Laura lleva meses sufriendo insultos y burlas casi diarios de un compañero de clase. Hoy en su programa favorito hablan de lo que ella está pasando, de su autoestima, desmotivación y soledad, le animan a pedir ayuda. Quizás Laura mañana hable con su madre y con su profesor de lo que le ocurre, quizás mañana un compañero se acerque a preocuparse por ella y hable con la dirección para denunciarlo. 

Laura es un nombre ficticio, no existe en realidad, pero podría ser cualquiera de las 111.000 chicas y chicos que hoy sufren acoso escolar en nuestro país. A alguien como Laura tenía en la cabeza cuando el pasado lunes visité la Academia de Operación Triunfo en nombre de Save the Children para hablar con sus concursantes de bullying y ciberbullying. Pensaba en la posibilidad de llegar a miles de adolescentes usando su lenguaje, en el formato en que ellos consumen contenido multimedia y, sobre todo, a través de un grupo de jóvenes que en los que se ven representados. Y me sentí muy cómodo.  

Todos tenemos referentes, personas con visibilidad pública a los que tenemos especialmente en cuenta a la hora de formar nuestras opiniones y de actuar en nuestra vida. Las chicas y chicos que concursan en OT son referentes para muchas personas adolescentes, transmitiendo los valores y preocupaciones de una generación. El acoso y el ciberacoso son precisamente manifestaciones de las formas de rechazar la diversidad –lgtbifobia, machismo, xenofobia, discriminación por aspecto físico– frente a las que Operación Triunfo ha hecho bandera. Y así lo expresaron.  

Las razones que nos hacen diferentes y posibles víctimas de bullying son tan diversas que cualquiera puede serlo, también los concursantes de OT. Como a quienes les cuesta relacionarse y encontrar un grupo con quien trabajar como compartía Julia, a quienes han llegado de fuera, no hablan el idioma y se sienten solos como Damion, o quienes son diferentes por su color de piel como el hermano de Famous.

En bullying no es cosa de niños

Frente a una forma de entender lo que es ser popular, basada en la competitividad cruel y en el desprecio por el sufrimiento ajeno, que durante mucho tiempo ha estado presente en nuestras escuelas, la Academia muestra compañerismo, cooperación y empatía.  

Acabar con el acoso escolar y el ciberacoso empieza por tomárnoslos en serio. No son “cosas de niños” ni son solo conflictos, son formas de violencia continuada en el tiempo, que tienen la intención de hacer daño y que se sostienen en la desigualdad de poder físico o psicológico que coloca a la víctima en una posición de sumisión e indefensión. Insultos, amenazas, golpes, rumores, robos de pertenencias, difusión de datos o imágenes personales, exclusión se traducen en ansiedad, depresión, baja autoestima, aislamiento e incluso ideas de suicidio. Que esto se diga en la televisión en un programa de máxima audiencia es un paso. 

El acoso y el ciberacoso se pueden combatir. Prevenir educando, detectar escuchando activamente, y actuar protegiendo, restaurando y reintegrando. Con formación al profesorado, que mencionaba Julia, pero también a familias y jóvenes. Llenar ese vacío de educación emocional que reclamaba Miky, formando en empatía, asertividad y relaciones no violentas. Antes educaba la televisión, hoy también educa YouTube, educan las redes sociales, y en todos ellos están los referentes. 

Muchos adolescentes que sufren, ejercen o son testigos de esta violencia cruel y jaleada, habrán escuchado con atención mensajes de autoprotección y empoderamiento, de respeto por la diversidad, de compasión de boca de sus ídolos:

Lo que sientes y lo que eres nunca es motivo de burla ni te hace peor que nadie.”

Siempre hay alguien que te quiere ayudar, búscalo”

No te calles. No estás sola. No te quedes mirando. Actúa”

No dejes que otro dominen a otros. Ser diferente es especial. Tu diferencia te hace único”.

Y no nos quedamos ahí, les dejamos “deberes” a los y las concursantes: seguir pensando qué pueden hacer ellos y ellas desde su posición para seguir cambiando las cosas, que es mucho.  

Hemos recibido agradecimientos de gente, Lauras reales, que sufren o han sufrido “este infierno diario”, en sus propias palabras. Solo con que uno haya decidido alzar la voz y buscar ayuda, solo con que una persona haya decidido pasar de ser testigo a apoyar a un compañero, solo con eso ya habrá merecido la pena.  

Gracias a Operación Triunfo por hacer televisión de servicio público defendiendo el derecho de todos los niños, niñas y adolescentes a crecer con autoestima y dignidad, protegidos frente a la violencia. 

La escuela de madres y padres

El acoso escolar o bullying y el ciberacoso o ciberbullying son un tipo de violencia que sufren 1 de cada 10 niños y niñas en nuestro país. La violencia entre iguales es una situación que daña el presente de los niños y hace peligrar el futuro de los mismos.

Muchas veces, los padres y madres no sabemos cómo prevenir, cómo detectar y cómo tratar los casos de acoso escolar y ciberacoso. Por eso en Save the Children hemos creado este curso donde, Jose Antonio Luengo (psicólogo educativo y experto en prevención de la violencia en la infancia) nos dará claves que ayuden a los padres y madres a proteger a sus hijos.

Apúntate al curso gratis