Image
the-right-to-be-a-girl-derechos.jpg

The Right To Be a Girl

Defendiendo los Derechos de las niñas

Las niñas del mundo entero tienen derecho a vivir la mejor de las infancias, a jugar siendo niñas, a tener atención médica cuando lo necesiten, a sentirse seguras y a soñar con qué quieren ser de mayores. Pero cada día, millones de niñas ven incumplidos sus derechos y se convierten en adultas antes de tiempo.

EL MATRIMONIO INFANTIL: EL FINAL DE LA INFANCIA

El matrimonio infantil es una de las principales amenazas para la educación, la salud y la seguridad de la infancia en todo el mundo. Niñas de tan solo nueve o diez años son obligadas a casarse con hombres, con frecuencia, mucho
mayores, en muchos países de África y Asia.

El matrimonio infantil pone en marcha un ciclo de marginación que niega a las niñas sus derechos más básicos, como la educación o la propia libertad. Las niñas que contraen matrimonio a una edad demasiado temprana generalmente no pueden ir al colegio y quedan más expuestas a situaciones de violencia doméstica, abusos y violaciones. Se quedan embarazadas y corren riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual y VIH. Además, dan a luz cuando sus cuerpos no están completamente desarrollados para ello, lo que puede tener graves consecuencias para su salud y la del bebé.

La comunidad internacional se ha comprometido a poner fin al matrimonio infantil para el año 2030, pero si las cosas siguen como hasta ahora, el número total de mujeres casadas durante su infancia aumentará de los 700 millones que hay en la actualidad a alrededor de 950 millones para el año 2030 y 1200 millones para el año 2050.

AISHA, CASADA CON 13 AÑOS

Cuando Aisha cumplió los 13 su padre lo arregló todo para casarla con un hombre que tenía 30 años. Ante las protestas de la madre de Aisha su padre la llevó a otra ciudad y forzó el matrimonio.

Cuando al poco tiempo Aisha se quedó embarazada se sentía demasiado enferma para llevar a cabo las tareas que su marido esperaba de ella, y él empezó a golpearla como castigo. Además, y a pesar de que tenía un trabajo, dejó de mantenerla económicamente. Ella intentó huir varias veces, pero su padre siempre la llevaba de vuelta junto a su marido. Al cabo de unos meses regresó a casa de su madre y más tarde se le concedió el divorcio. Durante su embarazo Aisha sufría de anemia y a menudo cayó enferma. Finalmente su hija Rayan  nació por cesárea.

Aisha y Rayan viven ahora con la madre de Aisha y sus dos hermanos. Uno de ellos tiene dificultades de aprendizaje, el otro apoya a la familia con una pequeña renta que gana con trabajos esporádicos. Aisha siente que, ahora que ya tiene una hija, no puede volver a la escuela porque se ha perdido demasiado. Espera poder recibir alguna formación laboral con la que pueda aprender una habilidad que le ayude a ganarse la vida. Cree que las niñas deberían ir a la escuela en lugar de ser obligadas a casarse temprano.

Las niñas deberían ir a la escuela en lugar de ser obligaddas a casarse temprano."

 

THE RIGHT TO BE A GIRL: EL DERECHO A SER NIÑAS

Las niñas del mundo entero tienen derecho a vivir la mejor de las infancias, a jugar siendo niñas, a tener atención médica cuando lo necesiten, a sentirse seguras y a soñar con qué quieren ser de mayores: tienen Derecho a ser Niñas. Pero cada día, millones ven incumplidos sus derechos y se convierten en adultas antes de tiempo. 15 millones de niñas son obligadas a casarse cada año en todo el mundo, especialmente en países donde los niveles de pobreza son mayores.

El fondo The Right To Be a Girl lucha para acabar con esta y otras prácticas que amenazan los derechos de las niñas. En Sierra Leona ya está en marcha un programa de lucha contra el matrimonio infantil con un enfoque que involucra no solo a las niñas, sino a la comunidad y las autoridades.

  • Realizamos una intervención directa a nivel individual para apoyar a las niñas que ya están casadas mejorando su protección y bienestar.
  • Llevamos a cabo un trabajo a nivel familiar y comunitario para prevenir y reducir la práctica del matrimonio precoz.
  • Hacemos incidencia política para provocar cambios en la legislación y las polícitas nacionales.

Tú también puedes sumarte y contribuir a que miles de niñas tengan la oportunidad de vivir una infancia y tener una oportunidad de futuro mejor.

Ayúdanos a defender los Derechos de las Niñas

quiero ayudar