Sadya y Catherine, dos enfermeras que dan su vida por la infancia

15 Junio 2015

Sadya Naeemi tiene 20 años y lleva trabajando dos años como enfermera en Qarqen, Afganistán, en una clínica sanitaria pública. Qarqen es un pueblo que se encuentra muy alejado de cualquier centro. Tiene unas carreteras de acceso en mal estado y pocas enfermeras quieren ir a trabajar ahí. La tasa de mortalidad en los recién nacidos y sus madres era muy alta.

Ella sabía que era necesaria ahí, que tenía que ir a Qarqen a trabajar. Además, todos los habitantes de la zona hablan Turkmani, una lengua local. Sadya es la única enfermera que habla ese idioma.

“Todos estos factores me motivaron a ser enfermera y poder ayudar a mi pueblo”

En 2014, 40 millones de mujeres en el mundo dieron a luz sin asistencia médica y 2 millones totalmente solas. El resultado directo de esto, en 2012, fue que 2,9 millones de bebés murieron en los primeros 28 días de vida: dos de cada cinco muertes infantiles.

De estos, un millón murió en sus primeras 24 horas de vida.

Catherine Oluwatoyin también trabaja como enfermera, en su caso desde 1983. Es miembro del Colegio de Enfermería de África Occidental y su especialidad es la planificación familiar, la enfermería pediátrica y la administración.

Hace años Catherine tuvo un caso de bebé prematuro que casi fallece en varias ocasiones. Por eso ella empezó a trabajar en la Unidad de Cuidados Intensivos para Bebés. Ella enseña a otros en los cuidados básicos de los recién nacidos, reanimaciones, mamás canguro, bases de cuidados neonatales y en la prevención de la transmisión maternoinfantil del VIH. Está involucrada en varios estudios de investigación para la mejora del cuidado y el tratamiento de los recién nacidos.

Un mundo sin hospitales

¿Te imaginas un mundo sin hospitales? Un mundo sin sistema sanitario, sin médicos, sin máquinas, sin medicinas. Esa es la situación en la que viven 1.000 millones de personas que nunca verán a un trabajador sanitario en su vida.

 

Por 20 céntimos al día puedes ayudar a estos héroes a seguir luchando por la supervivencia infantil. 

HAZTE SOCIO