Image
Niñas siria en campo de refugiados

Siria

nueve años de guerra y
niños y niñas sin derechos

  

Estamos viviendo una emergencia de salud pública con el coronavirus con consecuencias muy importantes para nuestro país, pero hay otras grandes emergencias que bajo ningún concepto podemos dejar de un lado. La guerra en Siria continúa y sus secuelas en la salud psicológica y física de niños, niñas y familias nos preocupan a diario. La guerra ha dejado al menos 400.000 muertos y desde hace meses asistimos a una extrema escalada de violencia en el noroeste del país. Los niños y las niñas son los más vulnerables en esta situación y no tenemos que perder de vista su bienestar.

Nueve años sin escuelas

En las últimas semanas hemos asistido a hechos de una enorme gravedad. En Idlib, el epicentro de las recientes ofensivas militar en el norte de Siria, en un solo día fueron atacadas y derrumbadas 10 escuelas. Este terrible hecho demuestra como los centros educativos se han convertido en objetivo de este conflicto y de hecho muchos niños y niñas sirios no conocen otra realidad que no sea el de los bombardeos. En Save the Children no queremos que estos menores se conviertan en una generación perdida por culpa de la violencia, pero la realidad es que sin educación su futuro será realmente comprometido.

Sin estudios, estos niños, y sobre todo las niñas, no van a tener acceso a trabajos cualificados, a una carrera. Muchos no podrán mejorar sus vidas y seguirán perpetuando el ciclo de la pobreza que están viviendo por culpa de la guerra.

Nueve años sin hogares

Un millón de desplazados en pocos meses. Familias enteras tienen que moverse dentro y fuera de Siria, escapándose por el peligro inminente de sufrir un ataque. La mayoría de estas familias sirias que huyeron del país están compuestas por mujeres, niños y niñas que se dirigen a Europa pasando por Turquía y se han encontrado con la frontera griega cerrada. El miedo y la inseguridad se apodera de los más frágiles al estar más expuestos a las amenazas que conlleva viajar para encontrar un lugar seguro, para intentar tener una vida normal.

Un reciente análisis realizado por nuestra organización recala el sufrimiento insoportable al que se está sometiendo a la infancia siria. En este estudio se pone manifiesto como cerca de un tercio de los edificios de dos ciudades situadas en el frente de combate han sido severamente dañados o destruidos, imposibilitando a la población regresar a sus hogares.

Los niños y las niñas no se pueden quedar en casa, porque simplemente tienen que huir.

Nueve años sin bienes

La infancia refugiada siria se encuentra en un limbo que no le permite vivir con normalidad. Estas familias necesitan urgentemente suministros de emergencia porque huyeron con nada más que con la ropa que llevaban puesta. A medida que las familias continúan moviéndose buscando un sitio seguro y los ataques se intensifican, el acceso a la ayuda humanitaria es complicado.

Los niños y niñas deben tener acceso inmediato a la protección y a bienes básicos.

Siria es un país sumido en una situación de pobreza y violencia. Y un campo de refugiados es un sitio inestable e inseguro para un menor

Nueve años sin derechos

Para nuestra organización es fundamental salvar la vida de los cientos de miles de niños y niñas que están en peligro en Siria y garantizar a través de un sistema de asilo adecuado la protección de los que están desplazados

Desde Save the Children exigimos que la Unión Europea se comprometa con la infancia siria y defienda sus intereses y derechos en todas las reuniones y negociaciones que se siguen celebrando sobre el conflicto de Siria.

Nueve años trabajando en favor de los niños y niñas sirios

Nuestra organización trabaja en los campamentos de refugiados donde se encuentra la infancia siria.  Allí, las inadecuadas condiciones de alojamiento no son aptas para niños y niñas, y pueden ser mortales.

Distribuimos mantas, colchonetas y lonas de plástico para asegurar la protección de los niños y niñas en todo momento. Trabajamos también en Siria, donde distribuimos artículos de higiene, cestas de alimentos y otros bienes que cubren las necesidades básicas, mientras nos esforzamos para mejorar las condiciones de vida de los niños y las niñas recientemente desplazados por los combates.

Image
Niña siria recibiendo una vacuna

Ayúdanos a atender a los
niños refugiados sirios

Hazte socio ahora. Elige tu cuota
Cantidad mensual

Atención médica para 12 niños y niñasdurante un mes.

Atención médica para 15 niños y niñas durante un mes.

Atención médica para 18 niños y niñasdurante un mes.

Cantidad puntual

Tu aportación tiene beneficios fiscales. Podrás desgravarte hasta un 75% de tu donación.