Image
rs55476_somalia_ukaid_health-17-lpr.jpg

Tenemos la oportunidad de salvar la vida de millones de niños mediante la vacunación

Cada año mueren un millón y medio de niños menor de cinco años por enfermedades que podrían haberse prevenido con vacunas. Cada una de estas muerte es una tragedia innecesaria. Muchas ocurren en países en vías de desarrollo, y dentro de esos países, en las regiones más pobres.

Gavi es una alianza innovadora del ámbito público- privado que se creó en el año 2000 para salvar la vida de los niños y mejorar su salud dándoles acceso a vacunas en cerca de los 70 países más pobres. En los últimos 15 años Gavi, en cooperación con gobiernos, organizaciones internacionales y el sector privado, y gracias también al apoyo de organizaciones independientes como Save the Children, ha ayudado a vacunar a 440 millones de niños, previniendo 6 millones de muertes. ¡Todo un éxito! Pero nuestro trabajo no está aun terminado. Uno de cada cinco niños todavía no tiene acceso a vacunas ni servicios básicos de salud, lo que debería ser un derecho. En las zonas más pobres menos de un 20% de los niños está vacunado.

El 27 de enero, Gavi tiene su conferencia anual, organizada por el gobierno alemán en Berlín, para pedir a los integrantes de la alianza cerca de 6.750 millones de euros de fondos extraordinarios para vacunar a 300 millones de niños los próximos cinco años.

Hay muchos motivos por los que invertir en Gavi es crucial. Las vacunas son la "mejor compra" a nivel de desarrollo. Son una de las soluciones más efectivas a nivel de coste para mejorar la salud. El impacto de las vacunas va mucho más allá de la salud de un niño, reduce la gravedad de algunas enfermedades en regiones enteras y el coste asociado hace que muchos niños puedan a cambio progresar en la escuela, ayuda individualmente a familias y comunidades a ser más productivas; ayuda tanto a desarrollar tanto la economía como la sociedad. Se estima que si Gavi consigue su objetivo entre 2016/20 generará entre 80 y 90 mil millones de euros en beneficios económicos, es decir, sería como recuperar 10 veces la inversión realizada.

Save the Children hace un llamamiento para que sigamos apoyando el proyecto de Gavi y el objetivo de recaudación que se han propuesto para ayudar a salvar la vida de más de 5 millones de niños hasta 2020. También pedimos la cobertura sanitaria sea más igualitaria para que se pueda fortalecer el sistema de las zonas más difíciles de alcanzar. Si un porcentaje de la financiación del programa de Gavi se destina a fortalecer el sistema de salud, podríamos asegurar que todos los niños (incluso los más pobres y marginados) recibirán no solo vacunas sino una serie de servicios que son básicos.

Todos los niños, independientemente del lugar donde nacen, merecen unos primeros años de vida con salud para poder alcanzar su potencial. Que los líderes mundiales se reúnan el 27 de enero en Berlín, es una oportunidad única para asegurar que todos los niños tengan acceso a las vacunas que salvan la vida, significa que podemos cambiar la vida de millones de niños.