Image
infancia_gaza_savethechildren.jpg

Los niños de Gaza, olvidados

Más del 90% del agua en Gaza está contaminada, con graves consecuencias en la salud de los niños

Cuando se cumplen cinco años del bloqueo de Gaza, hay niños viviendo en condiciones inhumanas. Las restricciones a la entrada y salida tanto de bienes como de personas siguen teniendo un impacto tremendamente negativo en su vida y en su salud de los niños y las niñas.

El informe Los niños de Gaza, olvidados revela qu el 10% de los niños y niñas menores de cinco años sufren desnutrición crónica, más de la mitad de los niños en edad escolar tiene anemia y los casos de enfermedades relacionadas con el mal saneamiento están en aumento.

El cierre de las fronteras ha dejado a un millón y medio de palestinos hacinados en 365 kilómetros cuadrados, vulnerables a la pobreza, el hambre y las enfermedades, entre ellos uno 819.000 niños.”

Obligados a beber agua contaminada

Según el último, elaborado junto a Medical Aid for Palestinians (MAP), la única fuente de agua potable de Gaza está contaminada con fertilizantes y desechos orgánicos humanos y beberla es demasiado peligroso. Se ven obligados a beber agua sucia y peligrosa para su salud que los deja más débiles y enfermos. La diarrea, fácil de tratar en países como el nuestro, puede ser una causa de muerte en estas condiciones.

Algunas familias, desesperadas, se ven obligadas a comprar agua de otras fuentes privadas sin saber que en la mayoría de los casos también está contaminada, en ocasiones diez veces por encima del nivel de seguridad.”

Desde que comenzó el bloqueo, el número de niños y niñas que reciben tratamiento para la diarrea se ha duplicado. Los altos niveles de nitrato encontrados en el agua están relacionados con algunos tipos de cáncer y suponen un riesgo para las mujeres embarazadas.

Además, el sistema de alcantarillado está completamente roto, destruido en gran parte durante operaciones militares, y las plantas de tratamiento de aguas residuales están sobresaturadas o sin combustible. Hay pozos abiertos muy cerca de algunas casas y en los primeros meses de este año, tres niños han muerto ahogados en ellos.

Sólo hay dos pasos para entrar y salir de Gaza que requieren permisos especiales de seguridad. Los equipamientos necesarios para reparar el alcantarillado y el sistema de aguas están bloqueados en la lista de bienes permitidos en Gaza. Sólo se ha podido introducir una quinta parte del equipo, mientras que el resto está en un almacén, sin usar.

Estas son las reivindicaciones que pedimos para acabar con esta situación:

  1. Israel debe levantar el bloqueo en su totalidad para permitir la libre circulación de personas y mercancías dentro y fuera de Gaza.
  2. Todos los proyectos previstos de agua y saneamiento deben ser implementados de inmediato y los israelíes deben proporcionar un calendario claro para su realización.
  3. La comunidad internacional, junto con las autoridades competentes deben implementar estrategias a largo plazo para mejorar las condiciones para los niños y niñas.
  4. La Autoridad Palestina debe facilitar el suministro imparcial y rápido de materiales médicos y servicios en Gaza, así como financiación para ello.
  5. Los donantes deben garantizar financiación disponible para proyectos a largo plazo y no sólo de emergencia o para proyectos a corto plazo.