Emergencia ébola

Ayúdanos a proteger a NIÑOS y niñas

Materiales para prevención del ébola en un centro de salud durante 1 mes.

Materiales para prevención del ébola en un centro de salud durante 1 mes y medio.

Materiales para prevención del ébola en un centro de salud durante 2 meses y medio.

Tu aportación tiene beneficios fiscales. Podrás desgravarte hasta un 75% de tu donación.

Alerta máxima sobre el brote de ébola en la república democrática del Congo

En julio de 2019 la Organización Mundial para la Salud (OMS) ha decidido declarar que el brote de ébola que se ha estado librando en la República Democrática del Congo durante casi un año es una emergencia de salud pública de interés internacional.

Este es el momento de evitar que el virus se propague más y, para ello, la comunidad internacional debe ampliar urgentemente su respuesta y apoyo a los países afectados.

Estamos trabajando en terreno y estamos comprobando como la epidemia se está propagando rápidamente.

Ya hay cientos de niños y niñas que han fallecido y miles corren riesgo. El 40% de los niños y niñas que han contraído la enfermedad tienen menos de cinco años. Más de 700 niños y niñas han contraído la enfermedad en la República Democrática del Congo. La tasa de mortalidad es de alrededor del 67%, muy superior al brote de 2014/15 en África occidental. Más de 500 niños han muerto, muchos más han perdido al menos a uno de sus padres o ya no pueden ir a la escuela porque las escuelas están cerradas o tienen que trabajar para llegar a fin de mes.

Este brote de ébola, el décimo en la República Democrática del Congo, se declaró el 1 de agosto de 2018. Desde entonces, hemos llegado a aproximadamente 1 millón de personas en el país, difundiendo información sobre cómo reconocer los síntomas y cómo evitar que la enfermedad se propague.

Nuestro trabajo en la república democrática del Congo

Tenemos una oficina en Goma, en el este de la República Democrática del Congo, una oficina de campo en Beni y una oficina auxiliar en Kitshanga. Nuestra respuesta al ébola se está gestionando desde Beni, pero tenemos personal en Goma que apoya la preparación en 5 centros de salud, incluido un hospital de referencia.

Goma es una ciudad de aproximadamente 1 millón de habitantes y tiene una de las fronteras más concurridas del mundo, con la ciudad de Gisenyi, Ruanda.

Actualmente, cientos de trabajadores de salud del gobierno y de las ONG ya trabajan las 24 horas del día para detener el brote en circunstancias increíblemente difíciles. Estamos pidiendo una mayor inversión en campañas de información y divulgación en el ámbito local para garantizar que los niños, las niñas y las personas adultas tengan información precisa sobre cómo prevenir la propagación de la enfermedad.

El Ébola se propaga desde la república democrática del Congo a Uganda

El 11 de junio de 2019, el Ministerio de Salud de Uganda declaró el sexto brote de la enfermedad del virus del Ébola. El primer caso fue un niño de cinco años con un historial reciente de viajes a la República Democrática del Congo (RDC). Este niño fue una de las 6 personas que viajaron desde la República Democrática del Congo mientras aún estaban siendo monitoreados como casos sospechosos después de un entierro del abuelo que sucumbió a la EVE. El niño estaba enfermo para cuando cruzó a Uganda y la madre lo llevó al hospital. El niño dio positivo para el Ébola y más tarde murió el 11 de junio de 2019.

En la actualidad, se está dando seguimiento a noventa (90) contactos y hay otros cuatro casos sospechosos reportados de ébola en Uganda. El brote de ébola ya está devastando comunidades en el este del Congo: se necesitan medidas y fondos en este momento para evitar que se propague más en la región.

Desde que se declaró el décimo brote de ébola en República Democrática del Congo el 1 de agosto de 2018, Save the Children ha dado formación a alrededor de 1 millón de personas sobre cómo reconocer los síntomas del ébola y cómo evitar que la enfermedad se propague. También hemos capacitado a más de 1000 trabajadores de la salud, voluntarios, maestros, equipos de salud de las aldeas y personal de laboratorio para prevenir y responder a los casos. Además, hemos dado información sobre prevención del ébola en instalaciones de salud y cruces fronterizos, y puesto en marcha instalaciones para el lavado de manos para reducir el riesgo de contaminación.

Con 40 € puedes equipar del material necesario para la prevención del ébola en un centro de salud durante 1 mes entero.

Save the Children iniciará las actividades integradas de respuesta al ébola y protección infantil en Kasese (Uganda) y la preparación en los distritos circundantes, así como capacitaciones de actualización adecuadas para el personal de primera línea.

Save the Children insta a la comunidad internacional a intensificar su lucha contra el virus del ébola, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido, de momento, no declarar el brote en la RDC y Uganda como una emergencia de salud pública de importancia mundial.
Puede que sea solo una cuestión de tiempo antes de que prolifere esta terrible enfermedad en Uganda y el hecho de que haya sido una clara advertencia de que no se está haciendo lo suficiente para frenar el virus. La tasa de mortalidad de este brote es de alrededor del 67%, que es incluso más alta que el brote de 2014 en África Occidental.

 

Prevención del ébola: Casos anteriores de ébola y nuestra aportación

Desde que se desató el brote del virus del ébola, Save the Children trabajó en Sierra Leona, Guinea y Liberia.

Se centraron los esfuerzos en la formación específica sobre el virus de 3.000 trabajadores sanitarios y se logró llegar a más de 265.000 personas en los países afectados.

También se construyeron 2 centros de tratamiento en Liberia. Se trabajó en la sensibilización de la población con el fin de prevenir del contagio para evitar la propagación de la enfermedad, se distribuyó kits de protección higiénica en escuelas y equipo médico en centros de salud. Además se prestó atención directa en apoyo psicosocial y se apoyó a los sistemas comunitarios para evitar que los niños que han perdido a sus padres debido a la epidemia, queden desatendidos. 

Tan solo en 2015 llegamos a 5,7 millones de niños y niñas afectados por 99 emergencias humanitarias en 59 países.

Sin tu apoyo, nada de esto sería posible. Ayúdanos a estar preparados cuando los niños más lo necesitan.