Inundaciones en Kerala

En las últimas semanas, India ha sufrido las peores inundaciones desde 1924 con comunidades enteras que han quedado totalmente devastadas y más de 350 personas muertas.

Según cifras del gobierno, el 70% de la población de Kerala se ha visto afectada, incluidos 7 millones de niños y niñas. Estas personas se han visto obligadas a huir de sus hogares y quedarse en centros de evacuación, campamentos temporales y albergues improvisados.

Aunque las lluvias disminuyan y las inundaciones retrocedan, han dejado atrás un enorme rastro de destrucción. El acceso sigue siendo extremadamente difícil por cómo han quedado los caminos tras la catástrofe que ha sucedido.

Esta es una situación especialmente angustiante para los niños y niñas. Aunque las necesidades inmediatas como la comida, el refugio y el agua potable son urgentes, a largo plazo estos niños y niñas necesitarán apoyo emocional para recuperarse.

Estar preparados ante las emergencias

Cuando ocurre una emergencia humanitaria, como en el caso de tifón o un terremoto, no hay tiempo que perder. Cuanto antes respondamos, más vidas salvamos. Disponer de un fondo para estos casos nos permite movilizar recursos rápidamente.

Los niños y las niñas son los más vulnerables en una emergencia: ante las enfermedades, la desnutrición o situaciones de abuso, separación de sus familias… por eso es muy importante que les atendamos y protejamos lo antes posible.

Tu aportación tiene beneficios fiscales.

Podrás desgravarte hasta un 75% de tu donación.

Tu aportación tiene beneficios fiscales. Podrás desgravarte hasta un 75% de tu donación.