Fondo de emergencias

Cuando tiembla la tierra, cuando un ciclón destruye todo a su paso, cuando lo único que se escucha es el sonido del agua inundando las casas. Cada vez que azota un desastre natural, el tiempo es supervivencia. Especialmente si eres un niño. Cuanto más rápido respondemos a la emergencia, más posibilidades tenemos de salvar la vida de los niños y de ayudarles a recuperar sus vidas.

Estar preparados salva vidas

En 2014 llegamos a 4,3 millones de niños afectados por emergencias a través de 103 respuestas de ayuda humanitaria. Gran parte de ese trabajo fue posible porque contábamos con fondos que nos permitieron actuar desde el primer día. Estábamos preparados para ayudar.

Un desastre nunca avisa. Necesitamos contar siempre con un fondo de emergencias con el que actuar inmediatamente, como hicimos en Nepal tras el golpe de dos terremotos seguidos. Necesitamos tu ayuda para que los niños sean la prioridad en cualquier emergencia.

¿Qué hacemos con los fondos para emergencias?

Cuando se produce una emergencia, lo más importante es garantizar la protección y seguridad de los niños y niñas afectados. A través de nuestros programas de reunificación familiar, trabajamos para que los niños que se han visto separados de sus padres vuelvan a su lado lo antes posible. Desde un primer momento comenzamos a establecer espacios seguros donde los niños y niñas pueden jugar con otros niños y donde reciben atención psicológica. Está demostrado que esto ayuda a minimizar traumas y otros efectos a largo plazo. Paralelamente, nuestro trabajo se centra en asegurar que los niños recuperan lo antes posible el acceso a derechos básicos como la educación, la atención sanitaria, el agua y la higiene. Tratamos de aprender juntos de la experiencia y, junto con las comunidades, ayudamos a generar capacidades locales para la preparación en desastres.

Sin tu apoyo, nada de esto sería posible. Ayúdanos a estar preparados cuando los niños más lo necesitan.

Haz tu donación, ayúdanos a estar preparados.

DONA AHORA

 

Otras formas de donar

Por transferencia o ingreso en cuenta bancaria
Santander ES13 0049 0001 5224 1001 9194
CaixaBank ES89 2100 1727 1202 0003 2834
BBVA ES83 0182 5502 5800 1002 0207
Bankia ES81 2038 1004 7168 0000 9930

Por teléfono 
900 37 37 15 (gratuito, de lunes a viernes de 9 a 21h)