Image
Informe: Infancia en  reconstrucción

Infancia en
reconstrucción

Informe sobre la pobreza infantil debido a la crisis económica por la Covid-19

Si se quiere evitar que casi tres millones de niños y niñas en España sean pobres a final de este año hay que actuar ahora, combinando medidas temporales para paliar los efectos del coronavirus con medidas permanentes, que permitan luchar contra la lacra de la pobreza infantil en España.

En Save the Children creemos firmemente que hay margen para que la situación no sea tan desalentadora para las familias más vulnerables.

Es más, tú estás siendo parte de la solución: gracias a tu ayuda este programa de intervención está ayudando a estas familias.

Pero la realidad es que si no se actúa cuanto antes, la pobreza infantil en España llegará hasta el 33,3% a finales de este año, lo que supone un considerable aumento desde el actual 26,8%, llegando a 2.777.670 niños y niñas en riesgo. La pobreza severa aumentaría todavía más, en tres puntos, hasta alcanzar más de un 15%, un porcentaje muy por encima de los países del entorno y un hecho muy preocupante en una sociedad avanzada. Así emerge de nuestro último informe ‘Infancia en reconstrucción’, un análisis en el cual llegamos a la conclusión de que el riesgo de pobreza no es igual para todos los tipos de hogares. Los hogares con hijos e hijas serán los que más sufran los efectos de la crisis de la Covid-19. Por ejemplo, las familias monoparentales aumentarán su riesgo de pobreza en cinco puntos, hasta el 48%.

La crisis socioeconómica que afecta a las familias en España

Si se cumplen las previsiones y la economía española empieza el año que viene a remontar, en 2021 el paro podría bajar hasta el 17,9% y la ocupación recuperarse en más de 4 puntos. Sin embargo, nos preocupa que esta leve mejora no tendrá un reflejo en las tasas de riesgo de pobreza infantil ya que, como ya ocurrió en la crisis del 2008, el riesgo de niños y niñas de caer en la pobreza no se reduce porque la economía mejore.

Por lo que respecta a las carencias materiales en hogares con hijos e hijas a cargo, nuestras proyecciones muestran que las consecuencias de la crisis del coronavirus en el mercado laboral aumentarán el número de familias con niños y niñas que sufren pobreza energética, tienen carencias de salud o nutricionales o que no pueden hacer frente a imprevistos o llegar a final de mes. También podría aumentar el abandono escolar en casi dos puntos porcentuales, en 1,7%.

A tiempo de frenar la curva de la pobreza

Desde Save the Children consideramos que hay margen para que la situación no sea tan desalentadora para las familias más vulnerables. 
Entre las medidas que valoramos como fundamentales para la protección de la infancia y la adolescencia queremos destacar:

-    Mantener la prestación por hijo a cargo actual para aquellos niños y niñas en situación de pobreza que no quedan cubiertos por el IMV: manteniendo el mismo umbral y la misma cuantía, pero restando a aquellas familias que ya reciben el IMV. Esta medida costaría 55 millones de euros y reduciría la pobreza infantil severa de un 12,15% a un 10,31%. Asimismo, instamos a aumentar la cuantía a los 100 euros al mes para estos niños y niñas. Medidas como la prestación por hijo a cargo no son solo una cuestión de justicia social sino de eficiencia.

-    Medidas para atajar problemas en ámbitos como la vivienda, la educación, la pobreza energética, la conciliación y la salud. Entre ellas, instamos a las autoridades competentes a que se apruebe un plan de refuerzo escolar para el próximo curso, se aumenten las becas comedor, se reduzca el número de niños y niñas por aula, se amplíe el parque de vivienda social priorizando el régimen de alquiler o se refuerce el sistema de Atención Primaria y de Salud Mental infanto-juvenil para todos los niños y niñas en España, incidiendo en la coordinación entre ambas unidades de salud.

-    Aprobación de medidas destinadas a ayudar a colectivos excluidos, como las personas solicitantes de asilo, las migrantes en situación irregular o los extutelados una vez que llegan a la mayoría de edad.

La opinión de niños, niñas y adolescentes

Para la realización del informe, hemos contado con la opinión de 55 niños, niñas y adolescentes. Durante los meses de mayo y junio de 2020, nueve grupos de participación infantil y juvenil de Barcelona, Madrid, Sevilla y Valencia han dedicado cinco sesiones en formato virtual para exponer sus opiniones sobre cómo debería ser la reconstrucción social en los próximos meses.

Entre sus principales preocupaciones, tanto previas al inicio de la pandemia como surgidas por su impacto, se encuentra algunas de las ya citadas, pero también la discriminación, el medio ambiente, el papel de la infancia y la adolescencia en la toma de decisiones o el ocio y el tiempo libre.

Algunas de sus propuestas son el impulso de la empatía para que las personas racistas se pongan en el lugar de las personas discriminadas, la obligatoriedad en la gestión correcta de los residuos plásticos de la Covid-19, la reducción de producción de residuos y plásticos, la creación de espacios y herramientas de participación en las escuelas, un mayor acompañamiento por parte del profesorado si hubiera que volverse a la educación no presencial o la adopción en los entornos públicos y privados de medidas que permitan acotar el distanciamiento social.

Puedes descargar el informe “Infancia en reconstrucción”:

DESCARGAR

MUCHÍSIMAS GRACIAS POR TU APOYO

Tu donación hace posible que este año hayamos llegado a 10.400 niños y niñas en España. Muchas gracias por tu solidaridad. Sabemos que estos meses no están siendo fáciles para nadie.