Memoria anual 2016

Andrés Conde

Andrés Conde

Director General de Save the Children

2016 fue un año de grandes desafíos para la infancia, y por tanto para nuestra organización. Sequías, desastres naturales y conflictos armados llevaron al mayor éxodo de población desde la Segunda Guerra Mundial. Más de la mitad de las personas desplazadas fueron niños y niñas, cuyo viaje y sufrimiento he podido compartir en diferentes lugares del mundo.

La crisis de refugiados en Europa exigió de Save the Children nuevas respuestas, como la puesta en marcha de operaciones de búsqueda y salvamento en el Mediterráneo a través de nuestro barco, el Vos Hestia, que ya es un símbolo de nuestro compromiso decidido con los niños y las familias obligadas a huir de la violencia y de la extrema pobreza.

Los cambios ocurridos en el contexto político, el repliegue nacionalista, y el incumplimiento institucional de acuerdos internacionales que costó décadas construir, están poniendo en peligro los avances logrados en materia de derechos humanos y de cooperación internacional.

En nuestro país, convivimos con un número de niños y niñas en situación de pobreza severa inaceptablemente alto, sin respuesta política de ningún tipo.

Los grandes avances en materia de infancia que el mundo ha logrado en las últimas décadas son incuestionables. Sin embargo, la misión de Save the Children es hoy tan necesaria como cuando nuestra organización fue creada, hace casi 100 años. Las vidas, las voces y los sueños de los niños y niñas en situación más difícil deben ser defendidos. Cueste lo que cueste.

Nuestra respuesta a los desafíos de la infancia en 2016

Datos financieros


  • Fuentes de ingresos

  • Gastos por programas

  • Gastos por ámbito de actuación

 

Vuestro apoyo impulsa nuestro trabajo