Aniversario de la guerra en Yemen: “Escuchen nuestras voces, estamos hartos de la guerra”

Los niños y las niñas de Yemen hacen un llamamiento a la paz con motivo del cuarto año desde el inicio del conflicto

Broll con materiales para medios de comunicación disponible en este enlace.

Saná, 19 de marzo de 2019. Por primera vez en los cuatro años de guerra en Yemen, un grupo de adolescentes ha escrito su propio llamamiento a la paz y ha lamentado que los adultos no los han protegido. “Escuchad nuestras voces. Somos niños y niñas como los demás, al igual que sus hijos e hijas. Ya no aguantamos más vivir en una zona de guerra, estamos hartos de eso”, piden los niños y las niñas que se encuentran en los espacios seguros que Save the Children tiene en el país. 

ch1295100.jpg

Bajo la supervisión de personas expertas en protección infantil, Save the Children ha pedido a los niños y niñas que escribieran cómo se sienten sobre el conflicto en Yemen. Sus respuestas dan una visión única de la vivencia de la guerra desde la mirada de la infancia. Como resultado, conjuntamente han elaborado su propia resolución ideal del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que pide incluir un llamamiento para una solución negociada y pacífica al conflicto en Yemen, en la que estarían incluidos. La resolución envía un mensaje de esperanza para el futuro y recoge la confianza manifestada por los niños y las niñas sobre que las cosas pueden mejorar, pero también representa un desafío para que la comunidad internacional se implique más en la resolución del conflicto. 

La próxima semana se cumplirán exactamente cuatro años desde el inicio del conflicto armado en Yemen. En este contexto y después de haber vivido la violencia, el hambre y las restricciones, en su resolución por la paz, los niños y las niñas exigen el fin de la guerra, el derecho a la educación, la libre circulación y dejar de tener miedo. 

Save the Children hace pública hoy esa resolución con el objetivo de que las voces de los niños y las niñas sean tenidas en cuenta, algo que pocas veces sucede. Quieren que el mundo sepa cómo se sienten, que entiendan sus terribles circunstancias, pero también que sirva para recordar a toda la comunidad internacional una realidad muy clara: los niños y las niñas son solo eso en todas las partes del mundo y merecen las mismas oportunidades en sus vidas.

Yemen representa la mayor crisis humanitaria actual en el mundo: 24 millones de personas, el 80% de la población, necesitan asistencia y protección humanitaria, y casi 10 millones de personas están a un paso de la inanición. Alrededor de 10 millones de niños y niñas no tienen acceso a atención médica adecuada, una de cada tres niñas y uno de cada cuatro niños no asisten a la escuela, y 1,5 millones de niños y niñas han tenido que abandonar sus hogares para escapar del hambre y la violencia.

Extractos de la resolución

“Cuando caminamos tenemos miedo, cuando dormimos, tenemos miedo. Cuando jugamos, tenemos miedo. Ya no queremos vivir en una zona de guerra, estamos hartos de eso... Somos inocentes. Somos niños, al igual que sus hijos”, piden en la resolución a la comunidad internacional. “Queremos ser cuidados como cualquier otro niño. Queremos una educación. Queremos la oportunidad de ir a la escuela. Queremos dibujar, comer, reír y jugar. Tenemos derecho a aprender y ser atendidos, a crecer y perseguir nuestros sueños”, añaden.

Amani tiene 13 años y cuenta que su padre no ha cobrado su sueldo durante los últimos cuatro años. “Antes él solía traernos frutas y postres cuando regresaba a casa, ahora vuelve con las manos vacías. Ya no puede pagarlos ... Nos han privado de muchas cosas debido a esta guerra... La guerra nos ha desgastado, los bombardeos y la destrucción nos han agotado”.

Maha también tiene 13 años. Ella describe el momento en que su padre resultó herido: "Estando en su trabajo, mi padre fue alcanzado por tres de cuatro cohetes lanzados y resultó herido, se le abrieron profundas heridas en su mejilla y en su frente a causa de los gruesos fragmentos de vidrio... Cuando los cohetes impactaron, cayó al suelo y su oficina se volvió del revés por la fuerza de la explosión. Cuando fuimos al hospital, vi a personas heridas, como un tipo con una herida en el abdomen y con las tripas derramadas".

Cuatro años de ataques a la infancia

Sukaina Sharafuddin, trabajadora humanitaria de Save the Children, asegura que “los niños y las niñas en Yemen a menudo no tienen la oportunidad de hablar sobre sus sentimientos, están demasiado ocupados tratando de sobrevivir”. “Han crecido muy rápidamente al ver tanto sufrimiento a su alrededor. Casi todos expresaron su decepción por haber sido olvidados por el mundo. No podían entender por qué los niños y las niñas de otros lugares son alimentados y vestidos adecuadamente y duermen seguros por la noche, y ellos no. Soy madre y esta no es la vida que desearía para mi hijo y creo que los padres y madres de todo el mundo estarán de acuerdo", añade esta profesional.

“Creemos que solo las palabras, no las armas, pueden traer paz a los niños y las niñas de Yemen, quienes, además, nos han dicho muy claramente que esperan algo mejor de la comunidad internacional, sobre la que piensan que les ha abandonado. Niños y niñas están muriendo a diario por la falta o la negación de alimentos, la ausencia de medicamentos o por la violencia. Alrededor de 240.000 personas no tienen acceso a los alimentos y apenas sobreviven, y la mitad de ellas son niños y niñas que se encuentran al borde de la inanición”, explica Tamer Kirolos, director de Save the Children en Yemen. “Los niños y las niñas sienten la destrucción a su alrededor y ven lo que se necesita con urgencia: paz, comida, educación”, añade.

Dado que el 80 por ciento de la población yemení requiere algún tipo de asistencia humanitaria y hay millones de niños y niñas al borde de la inanición, Save the Children considera que es más urgente que nunca que los líderes mundiales los pongan al frente de su acción política. La organización considera que esto conlleva recriminar a los aliados cuando se viole el derecho humanitario, suspender la venta de armas a las partes en conflicto que matan a niños y niñas en Yemen e implementar una estrategia clara para proteger a los niños, las niñas y las familias atrapados en el conflicto. 

Sobre Save the Children

Save the Children es la organización independiente líder en la defensa de los derechos de la infancia en todo el mundo. Trabaja desde hace 100 años para asegurar que todos los niños y niñas sobreviven, aprenden y están protegidos. Actualmente la organización opera en más de 120 países.

Save the Children trabaja en Yemen desde 1963 y fue la primera organización internacional que llegó al país. Save the Children cuenta en la actualidad con más de 700 trabajadores y trabajadoras en Yemen e interviene en el país a nivel nacional y local para promover y proteger los derechos de los niños y las niñas con programas en educación, protección, salud, nutrición, saneamiento, medios de vida y seguridad alimentaria. 

Yemen es uno de los países más pobres de la región. Los altos niveles de pobreza y los malos resultados en materia de educación y salud se han visto exacerbados aún más debido a los años de inestabilidad e inseguridad ocasionados por el conflicto en curso con los insurgentes en el norte de Yemen y con movimientos separatistas en el sur de Yemen.

Registro de periodistas

Quiero registrarme y recibir las Notas de Prensa de Save the Children
Si ya tienes una cuenta en la web, por favor inicia sesión desde aquí.

Contacto de prensa

91 513 05 00 prensa@savethechildren.org

Susana Hidalgo, Responsable de Comunicación 
618 913 946 susana.hidalgo@savethechildren.org

Manuel Sobrino, Comunicación
629 48 23 04 manuel.sobrino@savethechildren.org

Alicia Ibarra, Comunicación
682 90 15 83 alicia.ibarra@savethechildren.org

Beatriz Tejada, Comunicación
660 75 39 82 beatriz.tejada@savethechildren.org