Coronavirus en España: Save the Children urge proteger a las familias económicamente más vulnerables

Madrid/Vitoria-Gasteiz, 10 de marzo de 2020. Ante el nuevo escenario en España generado por la crisis del coronavirus, Save the Children insta a los gobiernos autonómicos implicados en el cierre de los centros educativos en Vitoria-Gasteiz, Labastida, la Comunidad de Madrid y La Rioja y al Gobierno central a que prioricen las necesidades de las familias más vulnerables en su plan de choque. La organización considera de vital importancia que se palíen lo máximo posible los efectos que este nuevo escenario pueda acarrear, en concreto a las madres solas con hijos e hijas a cargo y a los llamados ‘trabajadores pobres’.

Coronavirus en España

Save the Children expresa su temor de que para muchas de estas familias será especialmente complicado afrontar las dificultades ocasionadas por el cierre de colegios e institutos. “Niños y niñas en situación de pobreza acabarán, por ejemplo, quedándose solos en casa ante la imposibilidad de que ninguna persona adulta pueda atenderlos dado que no tendrán capacidad para conciliar sus responsabilidades laborales con la atención a sus hijos e hijas”, indica Perazzo.

Ante esta crisis global, Save the Children insiste en que es necesario prestar especial atención a las familias que ya viven en situaciones de mayor angustia, a las madres solas con hijos o hijas a cargo o con muy bajos ingresos y a quienes tienen empleos precarios o trabajan en los sectores directamente afectados. Para los niños y las niñas de estas familias, el impacto puede llegar a ser determinante en sus vidas si no viene acompañado de medidas específicas para prevenir potenciales daños. Asimismo, Save the Children considera que la desconexión de niños y niñas con su rutina en la escuela y la brecha digital que sufren algunas de estas familias supone el riesgo de convertirse, en ausencia de apoyos concretos desde las administraciones públicas, en una mayor marginalidad y aislamiento, aumentando las desigualdades y la pobreza educativa.

Por ello, la organización considera fundamental que haya una coordinación de los agentes públicos y privados implicados para identificar soluciones que tengan en cuenta el impacto que tanto la enfermedad como las medidas adoptadas puedan tener en la vida de los menores. “La respuesta debe darse de manera integral, priorizando todas las medidas sanitarias, pero teniendo en cuenta a su vez las educativas, sociales y económicas. Solo así se evitará una emergencia social dentro de la emergencia”, señala Catalina Perazzo, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children. “Hay que tener presente que para algunos niños y niñas la única comida completa que tienen al día es la que realizan en el colegio, su supresión va a acarrear problemas que han de contemplarse”, añade. 

Para afrontar estos hechos, Save the Children pide la aprobación de una dotación extraordinaria al presupuesto de la Seguridad Social, aumentos de pagos de la prestación por desempleo de nivel contributivo que se pueden producir por el incremento de las suspensiones de contrato, permisos retribuidos para las familias con hijos o hijas a cargo con rentas más bajas y ayudas públicas a las pymes. La organización también considera importante impulsar medidas legislativas extraordinarias para este período de emergencia que eviten despidos de trabajadores y trabajadoras con niñas y niños a cargo, así como promover la flexibilización de turnos y horarios, entre otras medidas.

Emergencia dentro de la emergencia

Save the Children considera que las tasas de pobreza existente en las regiones actualmente más afectadas representan un riesgo añadido para aquellas familias vulnerables, como las madres solas. En Euskadi hay 94.000 familias monoparentales, de las cuales un 80% están encabezadas por una mujer, según los datos de la Encuesta Continua Hogares del INE y un 25% de ellas vive en situación de pobreza severa, según el Eurostat. Concretamente en la ciudad de Vitoria-Gasteiz se da un 16% de tasa de pobreza infantil, según el último Estudio diagnóstico de la situación de la infancia y la adolescencia en la ciudad.

Según la Encuesta de Condiciones de Vida de 2018, en la Comunidad de Madrid existe un 22,1% de pobreza infantil moderada y un 12,5% de pobreza infantil severa, es decir, más de 258.000 y más de 145.000 niños y niñas, respectivamente. Además, tres de cada 10 familias monoparentales sufren pobreza, cinco puntos más que en el caso de España y nueve comparado con Euskadi. 

Save the Children subraya que los ‘trabajadores pobres’, que normalmente ocupan puestos en el sector servicios, tienen menos opciones para el teletrabajo, así como una mayor temporalidad laboral y más riesgo de despido. Por ello, la organización insiste en la importancia de que las medidas que se implementen para atajar la epidemia tengan en cuenta las restricciones de estos padres y madres, su especial vulnerabilidad y la necesidad de que sus hijos e hijas estén protegidos sin empeorar su situación económica y laboral. 

En el conjunto de España, los trabajadores y las trabajadoras solos con hijos o hijas a su cargo tenían en 2018 una tasa de pobreza del 28,3% –la media de la UE era de 23,3%–, según los últimos datos de las Estadísticas de la Unión Europea sobre Ingresos y Condiciones de Vida.

Los programas educativos de Save the Children

Save the Children cuenta con programas de intervención en España para luchar contra la pobreza y la violencia hacia la infancia que desarrolla tanto en centros propios como en espacios públicos como colegios y centros cívicos. Todos los programas que no se encuentran en las zonas de riesgo continúan su actividad con normalidad. 

En el caso de la intervención en Álava y en la Comunidad de Madrid y siguiendo las indicaciones de las administraciones públicas implicadas, la organización suspende durante 15 días sus programas de intervención con niños, niñas y adolescentes. Las actividades que Save the Children desarrolla en ellos son asimilables a las que se realizan en cualquier otro centro escolar por lo que la decisión adoptada busca adherirse a la política de contención del coronavirus. 

Save the Children está estudiando cómo desde su intervención con programas dirigidos hacia la infancia más vulnerable en España puede contribuir a paliar la situación generada por el cierre de las escuelas. Por ello, está analizando cómo adaptar su modelo de intervención social al devenir de los acontecimientos tanto en las zonas afectadas como en el resto del país.

Sobre Save the Children

Save the Children es la organización independiente líder en la defensa de los derechos de la infancia en todo el mundo. Trabaja desde hace más de 100 años para asegurar que todos los niños y niñas sobreviven, aprenden y están protegidos. Actualmente la organización opera en más de 120 países.
En España trabaja desde hace más de 20 años con programas de atención a los niños y niñas más vulnerables, centrados en la infancia en riesgo de pobreza o exclusión social. A través de sus programas en España, proporcionan una atención integral a los niños, niñas y sus familias para que la situación económica o de exclusión social en la que viven los niños no les impida disfrutar plenamente de sus derechos y puedan alcanzar el máximo de sus capacidades.

Registro de periodistas

Quiero registrarme y recibir las Notas de Prensa de Save the Children
Si ya tienes una cuenta en la web, por favor inicia sesión desde aquí.

Contacto de prensa

91 513 05 00 prensa@savethechildren.org

Susana Hidalgo, Responsable de Comunicación 
618 913 946 susana.hidalgo@savethechildren.org

Manuel Sobrino, Comunicación
629 48 23 04 manuel.sobrino@savethechildren.org

Alicia Ibarra, Comunicación
682 90 15 83 alicia.ibarra@savethechildren.org

Arantxa García, Comunicación
682 90 15 83 arantxa.garcia@savethechildren.org