Save the Children alerta del riesgo en la infancia de sufrir mayor violencia online debido a su sobreexposición a internet durante el confinamiento

  • La ONG recomienda a las familias aprovechar alternativas para el ocio y evitar la sobreinformación a través de internet y con ello el malestar emocional que puede generar en los menores
  • Pide al Gobierno recursos para prevenir, denunciar y tratar los casos a través de canales adaptados al confinamiento

Madrid, 2 de abril de 2020. Save the Children alerta del riesgo entre niños, niñas y adolescentes a sufrir mayor violencia online debido a su sobreexposición a internet durante el confinamiento. Entre los tipos de violencias está el sexting sin consentimiento, el ciberacoso, la incitación a cometer conductas dañinas o la exposición involuntaria a material sexual o violento.

Según el último estudio de Comscore, si comparamos la semana del 30 diciembre al 5 de enero con la del 9 al 15 de marzo, la actividad de la red se ha incrementado en un 74% en España. Por su parte, el uso de las redes sociales ha crecido un 55% en tres semanas.  

“En esta situación de aislamiento es más importante que nunca promover las buenas prácticas de un uso saludable y responsable de internet y no olvidar que el riesgo digital no desaparece sino todo lo contrario”, señala Catalina Perazzo, directora de Políticas de Infancia de Save the Children.

Por ello, la ONG ha solicitado al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 -en coordinación con el Ministerio del Interior y de Igualdad y con las Comunidades Autónomas en las competencias que les correspondan-, que ofrezcan recursos y herramientas a niños, niñas y adolescentes para prevenir situaciones de riesgo y de violencia online y que sean creados mecanismos de detección y denuncia a través de canales adaptados a la situación de confinamiento y al lenguaje, edad y madurez de los niños, niñas y adolescentes. 

Save the Children apunta también los riesgos que conlleva el sharenting, esto es, el hábito de familiares y cuidadores de compartir fotos o vídeos de los niños o niñas de manera continuada en las redes o por whatsapp, una costumbre a priori inofensiva que crea una huella digital e impide a los menores controlar su propia presencia en internet. Además, esta práctica expone a los niños y niñas ante ciberdelincuentes que pueden tomar el material para usos indeseados.

Ante esta situación de encierro, la organización lanza una serie de recomendaciones a las familias, entre ellas, en lugar de prohibir el uso de las tecnologías a los niños, niñas y adolescentes, les eduquen y acompañen ahora más que nunca en un uso seguro y responsable, reforzando la prevención de situaciones de riesgo y desarrollando una actitud sana ante internet y las redes sociales. 

A su vez, Save the Children pide ser comprensivos, especialmente con los y las adolescentes, que utilizarán más internet para mantener el contacto. Y por último, les aconseja aprovechar alternativas para el ocio en familia y evitar la sobreinformación a través de internet y con ello la ansiedad, miedo y preocupación que puede generar en los menores.

Diferentes violencias online contra la infancia durante el confinamiento

La violencia en el entorno digital sigue ocurriendo sin límite de espacio o tiempo. En 2018 se interpusieron 2.319 denuncias por delitos cibernéticos que tenían como víctima a un o a una niña. En el informe Violencia viral, Save the Children recoge que el 75% de jóvenes entrevistados ha sufrido violencia en la red durante su infancia.

Estas son algunas de las principales formas de violencia digital a la que está expuesta la población infantil:

  • Online grooming: Una persona adulta, con la intención de involucrar a un niño o niña en una actividad de naturaleza sexual, contacta con él a través de internet generando un clima de confianza, mediante sobornos o engaños. El aburrimiento y la falta de educación digital pueden hacer que niños y niñas naveguen más horas por internet y se arriesguen más a la hora de contactar y conocer gente a través de las redes. 
  • Sexting sin consentimiento: es una conducta de alto riesgo que practican los y las adolescentes al intercambiar mensajes o imágenes propias con contenido sexual. Cuando este material se difunde sin el consentimiento del menor de edad, nos encontramos ante una forma de violencia. En una situación de confinamiento, la red sustituye también la manera en que los y las adolescentes se relacionan sexualmente. 
  • Violencia online en la pareja o expareja: habitualmente marcada por la desigualdad de género, esta violencia la conforman los comportamientos que pretenden controlar, menoscabar o causar un daño. Puede nutrirse de los otros tipos de violencia digital. El mundo virtual y físico están muy conectados, trasladándose estos comportamientos de uno a otro. Así, en la situación de emergencia actual, esta violencia se traslada completamente al mundo virtual. 
  • Ciberacoso: extensión del acoso tradicional entre menores de edad, que consiste en comportamientos repetitivos de hostigamiento, intimidación y exclusión social. Su alcance es mayor debido a la viralización que pueden tener las imágenes del acoso. Niños y niñas que sufrían acoso en el colegio, pueden seguir sufriéndolo durante este tiempo de confinamiento a través de mensajes, comentarios, imágenes, etc. 
  • La incitación a conductas dañinas (plataformas que promocionan comportamientos como la autolesión o los trastornos alimenticios) y la exposición involuntaria a material sexual y/o violento (al realizar búsquedas en internet o descargar archivos aparece con material no apropiado), son riesgos más altos en periodo de confinamiento por el simple hecho de que pueden pasar más horas en conexión.

#ATuLado, la intervención de emergencia en España

Para apoyar a las familias más vulnerables en la emergencia sanitaria y económica provocada por el coronavirus, Save the Children ha puesto en marcha la intervención #ATuLado, que se centra en el acceso a una alimentación básica, el refuerzo escolar y la atención individualizada de profesionales para paliar los efectos del aislamiento, la incertidumbre y el estrés. La ONG ha abierto una línea de atención psicoterapeútica online para estas familias y sus trabajadores ya están atendiendo al bienestar emocional de los menores con pautas a sus padres y madres sobre crianza positiva, en estas condiciones tan extraordinarias como las que supone el confinamiento domiciliario.

Esta iniciativa es posible gracias a la colaboración de CaixaProinfancia, programa impulsado por la Obra Social “la Caixa”. Además, Samsung ha proporcionado ya a 600 familias dispositivos móviles y la Fundación Vodafone ha facilitado el acceso necesario a la conectividad.

Sobre Save the Children

Save the Children es la organización independiente líder en la defensa de los derechos de la infancia en todo el mundo. Trabaja desde hace más de 100 años para asegurar que todos los niños y niñas sobreviven, aprenden y están protegidos. Actualmente la organización opera en más de 120 países.

En España trabaja desde hace más de 20 años con programas de atención a los niños y niñas más vulnerables, centrados en la infancia en riesgo de pobreza o exclusión social. A través de sus programas en España, proporcionan una atención integral a los niños, niñas y sus familias para que la situación económica o de exclusión social en la que viven los niños no les impida disfrutar plenamente de sus derechos y puedan alcanzar el máximo de sus capacidades.
 

Registro de periodistas

Quiero registrarme y recibir las Notas de Prensa de Save the Children
Si ya tienes una cuenta en la web, por favor inicia sesión desde aquí.

Contacto de prensa

91 513 05 00 prensa@savethechildren.org

Susana Hidalgo, Responsable de Comunicación 
618 913 946 susana.hidalgo@savethechildren.org

Manuel Sobrino, Comunicación
629 48 23 04 manuel.sobrino@savethechildren.org

Alicia Ibarra, Comunicación
682 90 15 83 alicia.ibarra@savethechildren.org

Beatriz Tejada, Comunicación
660 75 39 82 beatriz.tejada@savethechildren.org