Yemen: Save the Children calcula que 37 niños y niñas yemeníes son asesinados o heridos por bombas extranjeras cada mes

Broll y fotografías disponibles en este enlace: https://www.contenthubsavethechildren.org/Package/2O4C2SVFILXJ 

Saná, 26 de marzo de 2019. Al menos 226 niños y niñas yemeníes han sido asesinados y 217 han resultado heridos en los últimos doce meses en ataques aéreos realizados por la coalición liderada por Arabia Saudí, es decir, una media de 37 menores al mes, según el análisis de datos llevado a cabo por Save the Children. De estos niños y niñas, 210 estaban dentro o cerca de una casa cuando sus vidas fueron destrozadas por bombas que habían sido vendidas a la coalición por gobiernos extranjeros, tales como Reino Unido, Estados Unidos o Francia. Save the Children exige a estos países, entre los que también se encuentra España, que procure la protección de los niños y las niñas atrapados en conflictos armados en lugar de vender armas a sus gobiernos.

nino_yemen_cuarto_aniversario_guerra.jpg

Según los datos del Proyecto de Monitoreo de Impacto Civil (CIMP, en sus siglas en inglés), casi 150 niños y niñas viajaban en coche o cerca de uno cuando sufrieron algún tipo de impacto, a veces mientras huían por seguridad. Save the Children considera que es probable que el número de niños y niñas muertos y heridos sea incluso mayor debido a que no se informa públicamente de todas las víctimas civiles en Yemen.
 
Esta semana se cumplen exactamente 4 años desde que se intensificó el conflicto en Yemen. Desde entonces y según Naciones Unidas, los ataques aéreos han sido la principal causa de las lesiones y las muertes de niños y niñas yemeníes relativas a la guerra. A lo largo del cuarto año de conflicto, el 46% de los niños y niñas muertos o heridos fueron alcanzados por bombas lanzadas desde un avión, según los datos que maneja Save the Children.

Según los datos del CIMP, los ataques aéreos mataron o hirieron regularmente a niños y niñas al alcanzar áreas pobladas, donde el riesgo de víctimas civiles era mayor. El 17 de abril de 2018 un ataque aéreo cayó sobre la casa de una familia en la ciudad portuaria de Al Hudayda (Hodeidah), matando a un hombre, a su esposa y a cinco de sus hijos. El 6 de agosto 40 niños y niñas fueron asesinados de un total de 51 personas cuando un ataque aéreo alcanzó un autobús escolar en un mercado local. El 10 de marzo de este año más de diez niños y niñas murieron cuando cinco casas fueron atacadas durante un ataque aéreo.
 
“El uso de armas explosivas en áreas pobladas es una táctica cruel ya que destruyen indiscriminadamente a su paso. Es imposible imaginar el terror que debe sentir un niño o una niña cuando una bomba cae sobre su casa, incluso muchos murieron o resultaron heridos mientras huían del peligro. Ningún niño o niña debería tener que soportar el terror de un ataque aéreo, sin embargo, en Yemen sigue ocurriendo, dejando profundas cicatrices físicas y mentales”, denuncia Tamer Kirolos, director de Save the Children en Yemen.

Desde el recrudecimiento del conflicto se han producido más de 19.000 ataques aéreos y se han devastado hospitales, escuelas y todo tipo de infraestructuras que han causado un daño terrible a la población. Sameer (nombre ficticio), de 8 años, es una de las víctimas de los ataques aéreos. Fue herido de gravedad en un pueblo cercano a Al Hudayda cuando se produjo un ataque aéreo y estaba de regreso de la oración de la tarde con su abuelo. “Oí al cohete venir, explotó y después de eso me desmayé. Mi padre me llevó a la ambulancia y la ambulancia me llevó al hospital. Después de tres días me desperté. (...) Ojalá la guerra se detuviera, las cosas se calmarían”, cuenta.

Sameer sufrió graves lesiones en la cabeza y tuvo que someterse a una cirugía. Su brazo todavía está paralizado. Save the Children está atendiendo tan a él como a otros niños y niñas que resultaron heridos en ataques aéreos. La organización está pagando su tratamiento médico y medicamentos y, en algunos casos, está brindando especialistas que ayudan a los niños a recuperarse psicológicamente de sus experiencias. También ha creado espacios seguros donde los niños y las niñas pueden jugar, aprender y comenzar a sentirse niños de nuevo.

El conflicto ha tenido consecuencias devastadoras en Yemen. Se estima que 24 millones de yemeníes necesitan asistencia dado que los alimentos y otros bienes básicos no pueden llegar a quienes los necesitan. Millones de niños y niñas están al borde de la inanición en una de las peores crisis humanitarias de nuestro tiempo. La violencia también ha llevado a 3 millones de personas a abandonar sus hogares, la mitad de ellos menores de edad.

El director general de Save the Children España, Andrés Conde, ha asegurado que “los niños y las niñas de Yemen son las personas más afectados por esta crisis y su sufrimiento debe terminar. Yemen es un ejemplo de libro de cómo cada guerra es una guerra emprendida contra los niños. Urge detenerla y por ello exigimos que tanto las partes en conflicto como los gobiernos cumplan con la legislación internacional, lo que significa que las escuelas y los hospitales deben ser seguros, que las armas explosivas nunca deben usarse en áreas pobladas y que las armas no se deben vender donde se corra el riesgo de que serán utilizadas para violar el derecho internacional. Cualquier persona que viole las reglas de la guerra debe ser responsabilizada y los niños y las niñas deben obtener el apoyo y la ayuda que necesitan para recuperarse de las heridas físicas e invisibles de la guerra”.
 
Save the Children está pidiendo a los gobiernos que suspendan la venta de armas a las partes en conflicto en Yemen mientras que los niños y las niñas continúan siendo asesinados y mutilados indiscriminadamente y para asegurarse de que exista un efectivo control y rendición de cuentas. La organización está instando a los países que tienen influencia sobre las partes en conflicto o en el Consejo de Seguridad de la ONU a usar su poder para impulsar las negociaciones políticas. “El acuerdo positivo alcanzado en diciembre en Estocolmo sobre la redistribución de las fuerzas armadas en Hodeidah fue un primer paso positivo, pero se necesita más para alcanzar una paz duradera para los niños y las niñas de Yemen”, concluye Conde.

Sobre Save the Children

Save the Children es la organización independiente líder en la defensa de los derechos de la infancia en todo el mundo. Trabaja desde hace 100 años para asegurar que todos los niños y niñas sobreviven, aprenden y están protegidos. Actualmente la organización opera en más de 120 países.

En España trabaja en programas de atención a los niños y niñas más vulnerables, centrados en la infancia en riesgo de pobreza o exclusión social. La organización atiende además a la infancia migrante y está centrada a proteger a los menores frente a la violencia. Save the Children quiere que todos los niños y niñas, independientemente de su condición o país de origen, puedan disfrutar plenamente de sus derechos y alcanzar el máximo de sus capacidades.

Registro de periodistas

Quiero registrarme y recibir las Notas de Prensa de Save the Children
Si ya tienes una cuenta en la web, por favor inicia sesión desde aquí.

Contacto de prensa

91 513 05 00 prensa@savethechildren.org

Susana Hidalgo, Responsable de Comunicación 
618 913 946 susana.hidalgo@savethechildren.org

Manuel Sobrino, Comunicación
629 48 23 04 manuel.sobrino@savethechildren.org

Alicia Ibarra, Comunicación
682 90 15 83 alicia.ibarra@savethechildren.org

Beatriz Tejada, Comunicación
660 75 39 82 beatriz.tejada@savethechildren.org