343.000 mujeres pierden la vida cada año durante el embarazo y el parto

05 Mayo 2010

343.000 mujeres pierden la vida a causa de complicaciones durante el embarazo o el parto y casi 9 millones de niños y niñas pierden la vida antes de su quinto cumpleaños. La mayor parte de estas muertes tienen lugar en los países en desarrollo donde las madres y sus hijos e hijas no tienen acceso a servicios sanitarios básicos. Cada año 50 millones de mujeres en países en desarrollo dan a luz sin la ayuda de personal con una cualificación sanitaria mínima.

Son datos que den muestra de la diferencia que supone convertirse en madre en un país o en otro, analizando y comparando 10 factores relacionados con el estatus educativo, de salud, económico y político de las madres así como con el bienestar básico de sus hijos e hijas.  En nuestro informe sobre el Estado Mundial de las Madres 2010, Noruega y Australia ocupan los primero puestos en el ranking de los mejores países para ser madre. Al otro lado,  Afganistán, el último de una lista de 160 países que incluye 43 países desarrollados y 117 países en desarrollo.

España, en el décimotercer lugar

España se sitúa dos puestos por debajo del año pasado, por detrás de Irlanda y Francia y por delante de Reino Unido y Suiza. España presenta una elevada esperanza de vida femenina (84 años) similar a la de Italia o Suiza y sólo superada por Francia y Japón, una baja tasa de riesgo de mortalidad materna, 1 por cada 16.400 y una tasa de mortalidad de menores de cinco años de 4 por cada 1.000. 

España tiene una buena puntuación en cuanto a la participación de mujeres en política con un 37% de los escaños ocupados por mujeres. Sin embargo las mujeres ganan 0,52 céntimos por cada dólar que gana un hombre y nuestro país está aún por debajo de otros países europeos en cuanto a la duración de la baja por maternidad, con 16 semanas, inferior a países como Reino Unido o Dinamarca con 52 semanas, Italia con 20 o Portugal con 17, lo que influye negativamente en la posición de nuestro país en el Índice de madres.

Mujeres en primera línea para salvar vidas

El Estado Mundial de las Madres examina este año cómo las mujeres que trabajan en primera línea de la atención sanitaria están ayudando a salvar las vidas de las madres, los bebés y los recién nacidos, y hace un llamamiento urgente a incrementar el número de trabajadoras sanitarias en las naciones más pobres del mundo. 

La falta de 4,3 millones de trabajadores sanitarios (incluyendo 350.000 matronas), la desigual distribución de estos trabajadores y las pobres condiciones de trabajo a las que se enfrentan contribuyen a dejar a las mujeres, niños y niñas que más lo necesitan sin acceso a atención sanitaria básica. 57 países tienen “escasez crítica” de trabajadores sanitarios – 36 de ellos en África.

El informe señala el rol crítico que juegan las trabajadoras sanitarias para salvar las vidas de las mujeres, niños y niñas en los países en desarrollo. Las barreras sociales y culturales evitan en muchos países que las mujeres visiten a trabajadores sanitarios masculinos, especialmente en las áreas rurales. La evidencia demuestra que la inversión en formar a matronas y trabajadoras sanitarias puede marcar la diferencia en la lucha para salvar vidas.

Comparativa por países

  • En Etiopía, tan sólo el 6 % de los partos recibe asistencia. En Noruega hay personal sanitario cualificado presente prácticamente en todos los nacimientos.
  • Una mujer de cada 7 pierde la vida durante el embarazo o el parto en Níger. En España el riesgo de mortalidad materna es 1 de cada 16.400, en Grecia e Italia es menor de 1 de cada 26.000 y en Irlanda 1 de cada 47.600.
  • En Afganistán uno de cada 4 niños muere antes de cumplir los cinco años. En España, Francia y Portugal uno de cada 250 niños pierde la vida antes de los 5 años. 
  • En Níger, las mujeres reciben de media menos de cuatro años de educación. En España, Grecia e Italia una mujer estudia de media durante 17 años y en Australia y Nueva Zelanda durante más de 20 años.
  • Las mujeres de Arabia Saudí y Palestina ganan tan sólo 16 y 12 céntimos, respectivamente, por cada dólar que gana un hombre. En España las mujeres ganan 52 céntimos por cada dólar que gana un nombre. Mientras que en países como Mongolia, las mujeres ganan 87 céntimos y en Mozambique 90 céntimos por cada dólar que gana un hombre.

Descarga en PDF el informe sobre el Estado Mundial de las Madres 2010

DESCARGAR