Becas para que nadie se quede atrás

28 Noviembre 2018

¿Qué becas existen a día de hoy? ¿son una medida eficiente para acabar con la pobreza educativa y la desigualdad? En Save the Children hemos realizado un análisis del actual sistema de becas. Las conclusiones las hemos publicado en el informe "Becas para que nadie se quede atrás".

En éste informe dejamos clara la necesidad de cambios y mejoras que ayuden a paliar las desigualdades y el abandono escolar, que en España se sitúa en el 18,3%, la segunda tasa más alta de la UE. Muchas de las becas existentes no están centradas en evitar el abandono escolar que se produce en la primera etapa formativa sino que están centradas en la formación universitaria (por cada 4€ invertidos en becas en educación no universitaria se gastan 5 en la universidad).

En el periodo comprendido entre 2011 y 2016 los becarios han caído un 26,4% y el importe un 7,8%, principalmente las ayudas en la educación obligatoria. Solo 1 de cada 10 hogares de nacionalidad de fuera de la UE reciben becas, frente a 1 de cada 3 en hogares nativos, cuando los primeros superan su riesgo de pobreza y el abandono escolar.

Un sistema de becas que necesita mejorar

Es necesario tomar medidas que mejoren la inversión, cobertura y eficacia de este sistema de becas y ayudas, especialmente ahora que el índice de abandono escolar den nuestro país está subiendo de nuevo. 

Los niños, niñas y adolescentes que viven en situación de pobreza, con padres en paro o de familias monomarentales no están bien cubiertos por el sistema de becas y ayudas al estudio que tenemos actualmente. Es necesario hacer una reforma que tome en cuenta sus circunstancias y sus necesidades para que realmente estas ayudas combatan las desigualdades y contribuyan a reducir el abandono escolar.

1 de cada 4 estudiantes del 20% de la población más pobre no reciben beca pese a cumplir los requisitos económicos, generalmente por falta de información, la complejidad de solicitud o los requisitos académicos"

Además, las becas en Bachillerato y FP son de media un 57% más bajas que en la universidad, a pesar de que es en la educación preuniversitaria donde se produce el abandono escolar y se concentra el alumnado de más bajo nivel económico.

Por eso pedimos al Ministerio de Educación y Formación Profesional una reforma profunda y ambiciosa del sistema de becas y ayudas al estudio que incluya las siguientes medidas:

  • Aumento progresivo de la financiación en becas y ayudas al estudio hasta la media europea, priorizando la inversión en la educación no universitaria. 
  • Paso de un sistema de cuantías variables a uno de cuantías fijas.
  • Rebajar los requisitos académicos de acceso y mantenimiento de la beca. 
  • Aumento significativo de las becas compensatorias  y de movilidad para bachillerato y FP y equipararlas con las universitarias.
  • Crear modalidades específicas para quienes están en riesgo de abandono escolar en la ESO, para quienes compatibilizan estudios y trabajo y para quienes quieren volver al sistema educativo. 
  • Revisión de los umbrales de renta para que cubran a todas las familias en situación de pobreza y añadir una deducción para familias monomarentales.
  • Modificación de requisitos y plazos para que las becas estén ingresadas al principio del curso y las familias no tengan que adelantar los gastos.
  • Acciones informativas y de apoyo a la solicitud de beca.
  • Establecer el derecho subjetivo a las ayudas en educación obligatoria que garantice que se cubre a todos los niños y niñas en situación de pobreza los libros, el comedor y el transporte escolar, vivan donde vivan. 
  • Gratuidad de libros de texto y material escolar mediante préstamo. 
  • Creación del Observatorio de Equidad Educativa como órgano para analizar las becas y ayudas como parte de las políticas de equidad.

Descarga en PDF el informe "Becas para que nadie se quede atrás"

Descargar