CONTANDO CÉNTIMOS

ANÁLISIS SOBRE LA AYUDA OFICIAL PARA EL DESARROLLO PARA ACABAR CON LA VIOLENCIA INFANTIL

24 Mayo 2017

Cada año, la violencia afecta a más de mil millones de niños en todo el mundo robándoles su dignidad, sus derechos, su potencial, incluso sus vidas"

La violencia puede tomar muchas formas: castigo físico, violencia sexual y explotación, trata, trabajo infantil, matrimonio forzado, y un largo etcétera. Poner fin a la violencia infantil es una prioridad a nivel mundial, y por esta razón se han establecido los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG) de cara al 2030. Además, todos los gobiernos se han comprometido a invertir en la infancia a través del Programa de Acción de Addis Abeba (AAAA), que reconoce que invertir en niños y jóvenes es fundamental para lograr un desarrollo inclusivo, equitativo y sostenible para las generaciones presentes y futuras.

Hasta la fecha, a pesar del reconocimiento dentro de los SDG de los costes humanos y económicos y de la magnitud global del problema, se sabe muy poco sobre el gasto exacto destinado a prevenir o responder a la violencia infantil.

INVERSIÓN TOTAL CONTRA LA VIOLENCIA INFANTIL

Por primera vez en la historia, a través de la Asistencia Oficial para el Desarrollo (AOD), hemos podido estimar una inversión de 7 billones de dólares al año para poner fin a la violencia infantil. Según la Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD), los países invierten menos esfuerzos en estudiar la cantidad exacta que se gasta para poner fin a la violencia infantil en comparación con otras cuestiones como la igualdad de género o la salud de los recién nacidos y los niños.

Este informe es el resultado de un estudio detallado de los datos de la AOD disponibles a través del Comité de Ayuda  para el Desarrollo (CAD) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El gasto total de la AOD para 2015 fue de 174 billones de dólares. De esa cifra, menos del 0,6% se destinó a poner fin a la violencia contra los niños. En los 107 países receptores de ayuda oficial para el desarrollo, la inversión media para terminar con la violencia infantil por cada niño es de menos de 0,65 dólares al año. El gasto global de la AOD para acabar con la violencia infantil es de menos de 1.1 billones de dólares.

El 80% del gasto destinado a poner fin a la violencia contra los niños se concentró en seis países. Las estimaciones de este informe afirman que Canadá es el país que más esfuerzos invierte para poner fin a la violencia contra los niños dentro de la AOD, seguido por Estados Unidos y Suecia. Sin embargo, esta inversión era una parte pequeña de su inversión general en AOD.

ÁFRICA SUBSAHARIANA Y ORIENTE MEDIO, LOS PAÍSES CON MÁS VIOLENCIA

Los mayores receptores de la AOD para luchar contra este tipo de violencia tienden a ser países más pobres con bajos recursos gubernamentales, o países de ingresos medianos que sufren crisis de conflicto/refugiados. Aunque el gasto total para acabar con la violencia contra los niños va destinado a países de todas las regiones del mundo, el 50% de la AOD se concentra en dos regiones geográficas: África subsahariana y Oriente Medio.

Los países afectados por conflictos y desplazamientos, como Irak, Siria, Líbano, Sudán del Sur y la República Democrática del Congo, donde viven algunos de los niños más vulnerables, reciben la mayor parte de estas inversiones.

La principal conclusión extraída de este estudio es que cada país emisor debería analizar y hacer un seguimiento del gasto que realiza para luchar contra la violencia infantil. Y de esta manera, conseguir contabilizar con mayor exactitud la contribución anual de la asistencia global para el desarrollo para lograr poner fin a este tipo de violencia.

 

Descargar el informe "Counting Pennies: a review of official development assistance to end violence against children" en PDF en inglés

Descargar