El abuso sexual infantil en España

Compartiendo un modelo de buenas prácticas

08 Junio 2005

El abuso sexual infantil representa una de las formas de maltrato infantil que junto con el maltrato y abandono físico o negligencia, el maltrato y abandono emocional y el maltrato institucional, vulneran el derecho del niño a su integridad física y dignidad humana reconocido en el artículo 19 de la CDN impidiéndole un desarrollo pleno.

El informe Una experiencia de buenas prácticas en intervención sobre el abuso sexual infantil recoge algunos de los puntos principales del trabajo que llevamos realizando en este campo en España desde 1997 así como de los recursos y buenas prácticas existentes para abordar el problema del abuso sexual infantil en España.

Apenas se conocen entre el 10 por cien y el 20 por cien de los casos reales de abuso sexual infantil.”

El abuso sexual infantil no es un fenómeno reciente, aunque sí es cierto que en los últimos años se están registrando algunas tendencias novedosas. Existen, por ejemplo, indicios de un incremento de los abusos cometidos por jóvenes y adolescentes: algunas investigaciones afirman que el 20% de las violaciones son realizadas por menores. Éste es un dato relevante que no ha de pasar desapercibido puesto que las posibilidades de rehabilitación con este tipo de agresores son mucho mayores, así como los recursos institucionales disponibles para ello.

La evolución del trabajo en la prevención, detección e intervención en casos de abuso sexual infantil en estos años en España ha sido notoria y positiva. La mejora en la detección de los casos está directamente relacionando con la mayor sensibilización de las propias victimas y de los profesionales que implica, a su vez, una mejora constante de las respuestas institucionales, consolidando los compromisos ya adquiridos y generalizando y promoviendo las experiencias de buenas prácticas.

La experiencia demuestra que identificar a las víctimas obliga a un mayor esfuerzo para garantizar su acompañamiento. De otro modo la solución acaba convirtiéndose en un nuevo problema."

Igualmente se hace necesaria una evaluación continuada de los protocolos institucionales en marcha así como de la preparación de los profesionales, de manera que se garantice una detección eficaz, una prevención real del abuso sexual infantil y la sensibilización social suficiente para provocar una respuesta unánime y contundente a favor de los derechos del niño víctima del abuso sexual.

Descarga en PDF el informe Una experiencia de buenas prácticas en intervención sobre el abuso sexual infantil

DESCARGAR