encuesta sobre
 pobreza infantil

Ante las próximas elecciones generales y autonómicas, hemos realizado una encuesta para saber qué grado de interés tiene la pobreza infantil, cómo afecta a los ciudadanos y si éstos piensan que la erradicación de esta problemática pasa por la toma de decisiones políticas.

Los resultados reflejan que la pobreza infantil y la exclusión son un “problema importante” para la mayoría de los encuestados (84%). Sin embargo, la población considera que no se están poniendo en marcha las medidas suficientes y, de media, los encuestados suspenden al Gobierno y a las comunidades autónomas con un 3 sobre 10 por este motivo.

8 de cada 10 encuestados incide además en que la pobreza infantil debe convertirse en una prioridad para el futuro Gobierno.

Descargar encuesta sobre pobreza infantil

Descargar

En el último año, y como consecuencia de su situación económica, un 24% de las familias se ha planteado reducir el gasto en sus hijos e hijas, o incluso ha tenido que hacerlo: casi la mitad de las familias no ha podido llevar a sus hijos de vacaciones al menos una vez al año y un 16% no ha podido pagar el comedor escolar, la atención psicopedagógica o las clases de refuerzo que sus hijos necesitaban.

La visita de los niños al dentista o al oculista también se han convertido en algo imposible para un 18% y un 12% de las familias, respectivamente.

Los datos no solo muestran los numerosos problemas económicos que tienen las familias para criar a sus hijos e hijas, también la poca prioridad que se ha dado a la infancia en la agenda política. El nuevo Gobierno debe comprometerse a aprobar medidas concretas para luchar de forma efectiva contra la pobreza infantil en la siguiente legislatura. Recordamos que la pobreza y la exclusión afectan a 2,2 millones de niños y niñas en España.

Nuestro análisis también revela que la mayor parte de la sociedad considera “imprescindible” la intervención del Estado y/o de su comunidad autónoma para acabar con la pobreza y que estaría dispuesta a pagar más impuestos si la recaudación fuera destinada directamente a lograr una solución.

De todas las medidas preguntadas en el estudio, la gratuidad de los libros de texto, una red pública de guarderías de 0 a 3 años y una atención dental y visual gratuita son las mejor valoradas por la población. 

Por todo ello, instamos a los distintos grupos políticos a que tomen nota de lo que piensa la población y a que en esta campaña electoral pongan los problemas de la infancia en el centro del debate.

Tal y como advertimos en el informe El futuro donde queremos crecer, si no se toman medidas urgentes, más de una cuarta parte de los niños y niñas en España serán pobres en 2030. Como sociedad, no podemos permitirlo.

Nuestras propuestas para acabar con la pobreza infantil en España

  • Aumento de la prestación por hijo e hija a cargo. Save the Children propone incrementar esta prestación, dirigida a las familias más vulnerables, hasta los 100 al mes; es decir, a 1.200 euros al año para cada hijo o hija. Actualmente es de 28,5 al mes para familias en situación de pobreza y para las que estén en situación severa 49.
  • Acceso universal a educación infantil temprana (de 0 a 3 años). La organización propone que se garantice progresivamente el acceso universal a educación infantil temprana y que el coste para las familias varíe en función de la renta. Asimismo, pide que se amplíen las cuantías de las becas y que se dediquen recursos para las escuelas de entornos vulnerables, el refuerzo educativo y la disminución de ratios alumno/profesor.
  • Medidas contra la obesidad infantil. La pobreza afecta a aspectos de la salud infantil como el estado nutricional, la salud mental, la visual o la bucodental. La obesidad infantil afecta especialmente a los niños y niñas más pobres. Se estima que los menores que la sufren ganarán un 10% menos que la media en la edad adulta.
  • Implementación de políticas de conciliación. Entre ellas destaca el aumento de los permisos de maternidad y paternidad y la flexibilización de los horarios laborales.

Se puede y se debe acabar con la pobreza infantil. Mantener el problema cuesta más que solucionarlo, ya que el coste actual estimado de la pobreza infantil es aproximadamente de 5 puntos del PIB. Podemos fijarnos en las iniciativas llevadas a cabo en países como Alemania, Reino Unido o Dinamarca para acabar con la pobreza y extrapolarlas a España.

La procedencia de los niños y niñas determina la probabilidad de acabar atrapado en el círculo de la pobreza. En este sentido, más de la mitad de los encuestados afirma que el país de origen del menor y de su familia están muy relacionados con vivir en situaciones de pobreza infantil.

LA POBREZA SE HEREDA

Casi de la mitad de la población también cree que la pobreza se hereda: el 48% considera que los niños que nacen y crecen en la pobreza serán también pobres cuando lleguen a la edad adulta.

Trabajamos en programas en Andalucía, Castilla-La Mancha, Catalunya, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Euskadi que buscan romper este círculo de transmisión de la pobreza de padres y madres a sus hijos a través de la educación.  Save the Children atiende anualmente a más de 8.000 niños y niñas en riesgo de exclusión social y a cerca de 660 familias a través de sus programas de lucha contra la pobreza infantil.

La atención consiste en actividades de refuerzo escolar y de ocio y tiempo libre, así como de reparto de material escolar. Los profesionales de Save the Children también facilitan ayuda psicológica y terapia psicosocial a las familias.

Descargar encuesta sobre pobreza infantil

Descargar